La oferta abusiva de un alquiler por Whatsapp: «Hay putas de 10 euros y otras de 1.500»

La oferta abusiva de un alquiler por Whatsapp: «Hay putas de 10 euros y otras de 1.500»

Una cuenta en la red social ha compartido una vergonzosa conversación de WhatsApp entre un posible casero y una potencial inquilina

XABIER GARATE

Para alquilar sirve hoy en día cualquier medio, como Whatsapp, y casi cualquier 'vivienda'. Una cuenta de Twitter, dedicada a denunciar anuncios abusivos de alquileres publicados en los portales inmobiliarios, ha compartido una conversación de WhatsApp entre una persona que estaba buscando casa y su posible casero que deja ver la precaria situación de quien busca una vivienda en alquiler en grandes ciudades con mucha demanda y poca oferta.

María estaba buscando una habitación para alquilar en Barcelona y contactó con un propietario que le ofrece una ridícula oferta, a su juicio: 270 euros al mes por una habitación triple a compartir.

«Me parece una vergüenza aprovechar así de personas que no tienen donde vivir. ¡Vergonzoso!», responde la mujer por Whatsapp, quien además señala que si «algún día» el propietario recapacita y decide «alquilar a precios honrados» se lo haga saber.

«Si compras un piso en Barcelona no puedes poner el alquiler a un nivel de Albacete. Si no saldrías perdiendo dinero y tonto no soy. Si estuvieras más formada te pagarían más y no te parecería tan caro, ¿no crees?», responde el dueño por la misma vía, e intenta zanjar la conversación de forma contundente: «Si ganaras 1.500 euros no te parecería caro».

«Haga usted el favor de no subestimar mi inteligencia, yo no lo hago con usted. Me parece vergonzoso que se aprovechen ustedes así de jóvenes que necesitan alquilar habitaciones a precios reales y no para enriquecer a propietarios», replica María en esta discusión por Whatsapp que se ha vuelto viral.

La discusión va subiendo de tono hasta el punto que el propietario acaba asegurando: «Tú misma te delatas. Si para ti 270 euros es una fortuna eres cutre cutre cutre. Yo no estafo a nadie. Esto no es Venezuela. Hay putas de 10 euros y putas de 1.500». Finalmente, acaba llamando a la joven «analfabeta».

Aquí puedes leer la conversación completa: