Un vehículo causa el pánico en Santurtzi tras invadir una acera

Una de las ocupantes del vehículo, en el momento de la detención.

Dos personas, el conductor y su acompañante, fueron detenidas ayer por conducir bajo los efectos del alcohol

S. OSORIO | A. GARCÍA

El fin de semana estuvo a un palmo de tener un desenlace trágico en Santurtzi. Ayer, a la ocho y media de la tarde, un vehículo causó el pánico en el centro de Mamariga, uno de los barrios más populosos de la localidad costera, tras invadir parte de la acera y derribar una decena de bolardos a su paso. Los viandantes que en ese momento se encontraban en la calle se llevaron un buen susto al pensar en un arrollamiento masivo, pero finalmente solo una menor resultó herida por roces en una rodilla. La pequeña fue atendida en el lugar y después fue trasladada a un centro sanitario donde recibió varios puntos.

Según ha confirmado este lunes el Ayuntamiento marinero, los dos ocupantes del vehículo, el conductor y su acompañante, fueron detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol y puestos a disposición judicial por un delito de conducción temeraria.

El incidente tuvo lugar a la altura del numero 75 de la calle Mamariga, la arteria principal del barrio. El conductor del turismo, un Mercedes de color negro, iba a más velocidad de la permitida en vía urbana (30 kilómetros hora). El varón responde a las iniciales A. E. M. y tiene 26 años. Iba acompañado por una mujer, N. G. P, también de 36.

Nada más ocurrir el siniestro, la Policía Local detuvo a autor del accidente, que arrojó una tasa de 0,86 miligramos de alcohol en aire espirado, más del triple de lo permitido (0,25). Por su parte, su acompañante, cuya tasa de alcohol en aire espirado fue mayor, de 0,96, se resistió a las órdenes de los policías, ya que se negó a abandonar el turismo. Fue detenida por desobediencia grave a los agentes de la autoridad. Finalmente, accedió a abrir la puerta y salió del vehículo descalza y en un evidente estado de embriaguez.