Trucos de Feng Shui para mantener la armonía en casa

Trucos de Feng Shui para mantener la armonía en casa

El Feng Shui es un antiguo método oriental basado en la ocupación consciente y armónica del espacio. Te damos las claves para mantener el equilibrio y en bienestar en tu hogar.

TAMARA IZQUIERDO

Una vida en orden y una casa organizada aporta calma y claridad mental, y no solo eso, también agiliza el día a día. El Feng shui es una filosofía basada en las energías y en lo positivo que tienen los espacios organizados y equilibrados. Toma nota de estos trucos de Feng shui para armonizar tus espacios y tu vida.

Feng shui significa literalmente, en chino mandarín, viento y agua. Este antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta, se basa en la existencia del aliento vital o chi, cuyo flujo se altera por la forma en la que está dispuesto un espacio, su orientación o los objetos que lo ocupan. Se trata de conseguir una ocupación consciente y armónica del espacio para lograr una influencia energética positiva.

Aunque a muchas personas el Feng shui les sugiera algo místico o poco científico, lo cierto es que un espacio ordenado y armónico atrae un buen estado de ánimo, más concentración, bienestar y comodidad. Así que vamos con unos trucos que te van a ayudar a mantener tu casa en equilibrio acorde con los principios del Feng shui.

Elimina todo aquello que no tenga utilidad

Según el Feng shui la energía vital o chi no fluye en estancias abarrotadas de objetos por lo que si tienes muebles a los que no les das ningún uso, objetos decorativos que no terminan de encontrar su lugar o elementos a los que no das ningún uso pero que están ocupando espacio, deberías donarlos, venderlos o regalaros para que pueda fluir la energía, ganes espacio y no se queden acumulando polvo si otra persona puede aprovecharlos.

Lo mismo para objetos rotos, botellas vacías o piezas de electrónica para reparar que nunca se arreglan, deshazte de todo ello para dejar espacio a lo nuevo en tu hogar. Según esta filosofía oriental no deberías guardar piezas antiguas que arrastren un historial energético de otras personas, por lo que, si eres coleccionista de antigüedades, tu hobby estaría reñido seriamente con el Feng shui.

Cada cosa en su lugar

El desorden crea cierto caos en la casa y también en la mente, es perturbador a nivel emocional y deberías tratar de mantener tu hogar en orden para que goce de una buena energía y armonía.

Si vas a ordenar todo aquello que está fuera de lugar, recuerda que la proximidad es importante, es decir, no guardes enseres que pertenecen a la cocina en el salón u objetos del baño en tu habitación. Dale a cada cosa su espacio dentro de una lógica proximidad.

Verde que te quiero verde

Las plantas son perfectas para mantener el equilibrio y la armonía en casa. Refrescan y oxigenan el ambiente y dan un toque orgánico que favorece la conexión con la naturaleza.

El uso de plantas aporta energía positiva a tu casa, favorecen la relajación, combaten el estrés, la ansiedad y la depresión. Las plantas con bonitas macetas ubícalas siempre en las esquinas y cuida siempre que guarden la armonía en el espacio que las asignes.

Feng shui en el dormitorio

Es la habitación más importante de la casa, el corazón de cualquier hogar. Es una estancia excepcionalmente vulnerable a los cambios energéticos por ser el espacio en el que duermes, por este motivo debes tener especial cuidado en mantener el equilibrio y la armonía en tu cuarto.

No se recomienda que la cama carezca de cabecero ni que se apoye sobre una ventana para que fluya la energía correctamente. Tampoco es aconsejable tener cosas pesadas colgando sobre la cama, como pueden ser grandes lámparas, estantes cargados sobre las cabezas de los durmientes. Y también recomiendan los maestros de Feng shui cerrar las puertas (del baño y de la habitación), cajones, armarios… para que la energía positiva no se pierda.

Según este método la cama nunca debe estar alineada con la puerta de entrada o la del baño, si tienes espejos en la habitación no deberían reflejar la cama ya que podrían perturbar el descanso.

Si quieres adoptar esta filosofía milenaria ya tienes algunas de las claves que los expertos consideran imprescindibles para que fluya la energía en el hogar. El orden, el minimalismo y dejar que fluya el chi parecen ser las principales pautas a seguir para lograr el equilibrio y la armonía en casa.