Tráfico espera que 1,8 millones de vehículos crucen Euskadi este verano

Las carreteras de Gipuzkoa no sufrieron ayer complicaciones en la operación salida./ARIZMENDI
Las carreteras de Gipuzkoa no sufrieron ayer complicaciones en la operación salida. / ARIZMENDI

La operación salida arrancó ayer y se prolongará hasta la medianoche de mañana

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

Cada inicio del verano no sería lo mismo si no llegara acompañado de una campaña de seguridad vial para advertir de que si se quiere disfrutar de unas merecidas vacaciones más vale que se preste atención al volante para evitar sustos innecesarios. Ayer partieron los primeros afortunados, pero se espera que los vehículos que vayan a circular por carreteras vascas este verano se acerquen a los dos millones.

La operación salida de veranoarrancó a las 15.00 horas de ayer y se prolongará hasta la medianoche de mañana. Pero se esperan nuevas jornadas en las que la DGT reforzará los servicios. De hecho, el último fin de semana de julio y el primero de agosto -los que mayor densidad de tráfico concentran- se llevarán a cabo operativas de señalización especiales en el enlace de la salida AP-1, en Etxabarri Ibiña, con la N-622 sentido Vitoria. Además, en Vitoria, en el enlace de la N-622 con la A-1 sentido Burgos/Madrid, se habilitará otro dispositivo de señalización para facilitar el tránsito internacional. Asimismo, en el nudo de Armiñón, se habilitará señalización provisional recomendando el uso de la ruta alternativa con la N-1 que discurre paralela a la A-1, entre La Puebla de Arganzón y el acceso a la AP-1 de Armiñon.

Los datos

1.251
siniestros entre julio y agosto de 2017, con 70 heridos y 5 fallecidos.
Un 2,25% más de desplazamientos para este verano.
En el 30% de los accidentes coinciden una conducción distraída, exceso de velocidad y consumo de drogas y alcohol.

Desde la Dirección vasca de Tráfico se estima que durante todo el verano 1,8 millones de vehículos cruzarán Euskadi en tránsito internacional, un 2,25% más que el verano pasado. Ayer alertaron de que los puntos más conflictivos de la red viaria vasca en este periodo son la A-8 sentido Cantabria, la zona fronteriza de Behobia, el acceso de la AP-8 a la AP-1, el acceso a la autopista AP-1 desde la autovía A-1 en Armiñón, y los enlaces entre la AP-1 y la N-622 hacia Vitoria-Gasteiz y la N-622 y la AP-1 dirección Burgos.

Evitar los 'lunes negros'

Según datos de la Ertzaintza, entre julio y agosto del pasado año, se produjeron 1.251 siniestros en las carreteras de la red viaria vasca, en los que 70 personas resultaron heridas graves y 5 fallecieron, dos más que el verano anterior, una en Gipuzkoa y otra en Bizkaia.

Es por ello, que desde el RACVN han querido centrar la campaña de este verano en evitar lo que denominan los 'lunes negros'. En estas fechas se celebran las fiestas de numerosos municipios hasta donde muchos ciudadanos se desplazan en su vehículo particular. Para evitar la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, o tras comidas copiosas. La entidad propone «a cuadrillas y familiares» que se establezcan turnos de conducción rotatorios para garantizar que la persona encargada de estar al volante lo haga en plenas facultades.

La directora de Tráfico del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, Sonia Díaz de Corcuera, presentó ayer además la segunda fase de la campaña 'Elige conducir/Gidatu, besterik ez', que este verano recordará a las personas conductoras los riesgos derivados de una conducción distraída, de una velocidad inadecuada o del consumo de alcohol y drogas al volante.

Díaz de Corcuera explicó que «se trata de llamar la atención sobre esos tres factores concurrentes en el 30% de los accidentes de tráfico registrados en Euskadi».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos