Muere en el hospital el bebé de dos meses presuntamente maltratado por su padre en Barcelona

Hospital Vall d'Hebrón, en Barcelona. / Archivo

El pequeño fue ingresado en el hospital con graves lesiones por una paliza en la cabeza el pasado 4 de enero

CRISTIAN REINOBarcelona

El pequeño L.T. M. llevaba luchando entre la vida y la muerte desde el pasado 4 de enero, cuando fue ingresado con fuertes golpes en la cabeza, además de costilla rotas y un brazo. La paliza que le propinó supuestamente su padre, en Pineda de Mar (Barcelona), le llevó a la UCI con solo dos meses de vida. Después de días en coma, el bebé ha perdido esta tarde la vida, según ha informado el hospital Valle de Hebrón de Barcelona.

Su padre, un joven de 21 años, fue detenido hace diez días por los Mossos d'Esquadra, como presunto responsable de una brutal paliza a su hijo, que ingresó en el hospital con una hemorragia cerebral con un desprendimiento del lado frontal de la cabeza, un brazo roto y cinco costillas fracturadas, además de indicios de maltratos anteriores. Tras prestar declaración ante el juzgado de guardia de Arenys de Mar (Barcelona), el progenitor, que confesó el maltrato a su hijo en su declaración ante la Policía autonómica, fue puesto en libertad con cargos. Entre otros, tenía prohibido acercarse a al criatura a una distancia inferior a los 500 metros, según el auto del juez, además debe comparecer de manera semanal en el juzgado, se le ha retirado el pasaporte y tiene prohibida la salida del país. El juez abrió una causa penal por el delito de lesiones y maltrato en el ámbito familiar y retiró la custodia del bebé, tanto al padre como a la madre. La madre, de 18 años, que también pasó a disposición del juez, solo declaró como testigo.

Los padres negaron en un primer momento toda responsabilidad y adujeron que el bebé se había dado unos golpes de manera fortuita. La madre reconoció posteriormente que el padre, de origen uruguayo, pegó al bebé porque «se estresó» pues la criatura «no dejaba de llorar». En un primer momento, tampoco pensaron que el bebé estuviera tan mal. «Fuimos a cuatro hospitales y todos los médicos nos dijeron que tenía el cólico del lactante», dijo. Ese día, tras llegar a casa, la criatura se puso muy mal y se fueron a urgencias. Después de practicarle un TAC, los médicos le ingresaron en el hospital Valle de Hebrón y activaron todos los protocolos por maltratos.

El caso obligó al Departamento de Salud de la Generalitat a abrir un expediente interno, ya que el bebé, antes de su ingreso en el Hospital Valle de Hebrón, fue atendido en otros centros donde no detectaron los maltratos que le pudo propinar su padre casi desde su nacimiento.

Más información