Un joven detenido en Murcia tras matar presuntamente a su padre y arrojar el cadáver a un pozo

El portal de la vivienda en el que habría tenido lugar el crimen./JAVIER CARRIÓN/AGM
El portal de la vivienda en el que habría tenido lugar el crimen. / JAVIER CARRIÓN/AGM

La Policía ha detenido al supuesto autor y a su pareja mientras investiga las circunstancias de la muerte. El sospechoso, de 28 años, habría guardado silencio durante varios días a pesar de que en la zona se echaba de menos a su progenitor

RICARDO FERNÁNDEZ y RAÚL HERNÁNDEZ

Un vecino de la pedanía murciana de Los Garres (Murcia) ha sido detenido por agentes de la Policía Nacional como supuesto autor de la muerte de su padre y tras haberse deshecho posteriormente del cuerpo arrojándolo a un pozo. La detención de M.L., de 28 años de edad, se produjo este sábado despúes del hallazgo del cadáver de la víctima, de mediana edad, de la que no se sabía nada en los últimos cuatro o cinco días.

Los agentes también detuvieron a la compañera sentimental del presunto parricida. Según fuentes de la Delegación del Gobierno en la Región de Murcia, la mujer fue arrestada como encubridora del delito al no informar a los agentes de lo ocurrido.

Los primeros datos apuntan a que, en circunstancias que están pendientes de determinar, el sospechoso pudo acabar con la vida de su progenitor, M.L., de 56 años, en la casa de la huerta en la que ambos convivían. Seguidamente envolvió el cuerpo en una manta y lo arrojó a un pozo ubicado en la parte de atrás, dentro del patio, con el evidente propósito de hacerlo desaparecer.

A lo largo de varios días, el joven habría guardado silencio a pesar de que en la zona se echaba de menos a su padre y de que los vecinos se habían preocupado por su paradero. Finalmente, ayer sábado el sospechoso fue detenido y habría llevado a los agentes hasta el lugar donde se encontraba el cuerpo. La Policía trata ahora de esclarecer todas la circunstancias que envuelven este crimen, sobre todo con el fin de establecer si fue el resultado de una discusión o una violenta disputa o si pudo haber sido un acto premeditado. El detenido permanece en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Murcia a la espera de ser puesto a disposición judicial.

Según apuntaron algunos familiares, padre e hijo, conocidos en el pueblo como 'los Rajaos', compartían vivienda desde hace unos meses, después de que el joven se mudara con su pareja a la casa en la que residía su progenitor. Al parecer, el presunto homicida se había mudado para ayudar a su padre, dados los problemas que este tenía con la bebida. El supuesto autor del crimen habría intentado huir a la carrera ante la llegada de la Policía a la vivienda, según relatan los vecinos. Poco después lograron sacar el cuerpo del pozo.