Itziar, la madre de las niñas asesinadas en Castellón, es una psicóloga vizcaína

Itziar, la madre de las niñas asesinadas en Castellón, es una psicóloga vizcaína

Había denunciado a su expareja por amenazas en febrero y pedido una orden de alejamiento que le fue denegada

EVA MOLANO

Itziar Prats, la madre de Nerea y Martina, las niñas de 6 y 3 años asesinadas el pasado martes por su padre en Castellón, es vizcaína, según ha podido saber este periódico. Trabaja desde hace más de una década para la Fundación Diagrama y en concreto, en el centro que esta institución posee en Castellón de la Plana, con menores conflictivos. Se licenció en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y cursó un máster en gerontología en esa ciudad. Años más tarde realizó otro de mediación familiar en Valencia.

De 42 años, se había separado hacía un año del agresor. Ricardo C. G., de 48, exempleado de una azulejera, había confesado a un conocido que se sentía desesperado. En el momento del crimen, las niñas estaban con él en el domicilio familiar por los días de custodia que le correspondían. Después de acabar con ellas a cuchilladas, se lanzó por la ventana.

Itziar le había denunciado en febrero por amenazas y solicitó una orden de alejamiento que le fue denegada en dos ocasiones. «Ya te puedes ir despidiendo de las niñas». «Me voy a cargar lo que más quieres». «Te vas a quedar sola. De aquí yo voy a acabar en la cárcel y todos muertos». Estas son algunas de las amenazas que presuntamente pronunció Ricardo, el padre de Nerea y Martina, según consta en la denuncia que presentó la madre de las niñas, Itziar, contra él ante la Policía Nacional el pasado 24 de febrero. A pesar de que se trata de amenazas de muerte directas contra las menores, la juez especializada en violencia de género rechazó la orden de protección que solicitaba la mujer para ella y para sus hijas.

La denuncia forma parte del atestado policial incorporado en el procedimiento que la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer 1 de Castellón abrió el 27 de febrero, tres días después de la denuncia. Según el mismo diario local, la madre dijo dos veces a la Policía que «temía represalias» del agresor por denunciarle. Estaba segura de que reaccionaría de manera violenta, temía por sus hijas y que «le preocupaba que Ricardo repitiese de manera habitual expresiones como que se despida de las niñas».

«Si es eso lo que quieres, terminarás haciendo daño a las niñas. ¿Entiendes lo que te digo?». «Tú sabes lo que haces: ya estás sentenciada», son otras amenazas que constan en la denuncia, en la que la mujer relata episodios de malos tratos a lo largo de buena parte de su matrimonio.