Los influencers cominzan a cambiar su negocio

Es la gran influencer de la moda en España, Dulceida tiene más de dos millones y medio de seguidores en Instagram. Las marcas pagan miles de euros por salir en sus imágenes. Dani Clos es un auténtico referente para los amantes del motor en Youtube. Hasta ahora los grandes influencers han visto aumentar su negocio, pero lago esta cambiando en la industria de la publicidad. Según Ana Jiménez, profesora de innovación de la UOC las marcas "piden influencers más locales con menos likes". Redes sociales como Instagram y Facebook se plantean ocultar los likes y eso puede hacer que los influencers tengan que cambiar la forma de actuar. Pero hay más razones, la picaresca también ha entrado en este sector. En canales como Youtube, una marca puede pagar hasta diez mil euros a alguien que tenga medio millón de seguidores.