La Ertzaintza investiga una «agresión sexual» a otra menor tutelada en Vitoria

Ertzainas en el Casco Viejo de VItoria. / /R. GUTIÉRREZ
Ertzainas en el Casco Viejo de VItoria. / / R. GUTIÉRREZ

La víctima denuncia que tuvo relaciones completas con un joven en los baños de un bar del Casco Viejo después de que éste la emborrachara

DAVID GONZÁLEZ

La Ertzaintza investiga una posible «agresión sexual» ocurrida este fin de semana en el Casco Viejo de Vitoria. La denunciante es una menor de edad tutelada por la Diputación alavesa. Según ha sabido este periódico, la adolescente mantuvo relaciones sexuales con un joven, mayor de edad, en los baños de un bar después de que éste, según su denuncia, la «emborrachara». La Policía autonómica cuenta con una completa descripción del sospechoso, al que busca desde el pasado sábado, cuando se registró la denuncia. Fue presentada por el Consejo del Menor, órgano dependiente de la administración foral.

Los hechos ocurrieron la noche del viernes al sábado. La joven se encontraba de fiesta con otra menor también bajo tutela de la Diputación. Coincidieron en un establecimiento de la 'almendra' medieval con un grupo de conocidos. Bailaron y, según medios conocedores del caso, acudieron a la barra en varias ocasiones, donde uno de los chicos con quienes se quedaron comenzó a invitarla a «chupitos».

En un momento dado, este joven y la menor entraron a los baños del pub, donde mantuvieron relaciones sexuales «completas». Tras esto siguieron bebiendo más bebidas alcohólicas.

De ahí, la mayor parte del grupo, según los recuerdos aportados por la víctima a los investigadores, se dirigió a una céntrica discoteca. Como no pudieron entrar, terminaron en el domicilio de uno de esos conocidos. Allí permaneció la denunciante hasta que, a media mañana, se presentó en el centro foral donde reside bajo el paraguas foral.

El sábado, tras protagonizar un intento frustrado de fuga de este complejo, la víctima contó lo sucedido a otra compañera, quien dio la voz de alarma. Acompañada por personal foral, la joven declaró esa misma tarde en la Ertzaintza, que desde entonces trata de localizar al sospechoso, del que se tiene una completa descripción.

Según la actual legislación, mantener relaciones sexuales con una menor de 16 años «siempre es punible». Entre los 16 y los 18 sólo se considera delito «si hay engaño o abuso de autoridad, confianza o influencia». En este caso, confirman todos los medios consultados, se trata del segundo supuesto «por unos meses».

Segundo caso en 3 semanas

No es la primera denuncia de este tipo que llega a la Policía autonómica. Hace ahora tres semanas, agentes especializados de este cuerpo detuvieron a un conocido hostelero de la noche vitoriana acusado de abusar sexualmente de otra menor tutelada. El adulto presuntamente se quedó a solas con ella en una habitación de su local. La chica estaba inconsciente tras «ingerir alcohol» y cuando una amiga entró el ahora investigado «estaba sobre ella», que yacía «desnuda en sofá».

El Juzgado de Instrucción número 2 decretó la prisión preventiva para este hombre, también procesado por pagar supuestamente a otra menor tutelada por mantener relaciones sexuales.