Detienen a un monitor de un centro formativo de Bilbao por agresión sexual a una alumna menor

Detienen a un monitor de un centro formativo de Bilbao por agresión sexual a una alumna menor

La Ertzaintza descarta que hubiera violación en las denuncias de una arquitecta venezolana de 49 años y de una menor

AINHOA DE LAS HERAS

La Ertzaintza detuvo el miércoles en Bilbao a un joven de 29 años acusado de un delito de agresión sexual sobre una menor de 15 años, según ha confirmado una portavoz del Departamento de Seguridad. El arrestado trabajaba como monitor del comedor en el centro formativo en el que la chica estudiaba, ubicado en un barrio de la capital vizcaína. La Policía autonómica ha conocido el caso esta semana gracias a la denuncia interpuesta por la familia de la menor.

Los abusos se habían registrado en el período que va entre los meses de noviembre de 2017 y el pasado mes de mayo, siempre en las instalaciones del centro educativo en el que ambos coincidían a diario. En un primer momento, el hombre, que se fue ganando la confianza de la menor, solicitó a la chica que le enviara fotos de ella desnuda. Posteriormente, el individuo se fue acercando cada vez más a la adolescente hasta que terminó agrediéndola sexualmente en los baños del colegio. El Código Penal castiga con pena de cárcel las relaciones sexuales mantenidas con menores de 16 años por entender que el consentimiento de las víctimas carece de validez por su falta de madurez.

Orden de protección

Una vez que la joven se desahogó con sus padres y les contó lo que le había sucedido, estos acudieron a una comisaría de la Ertzaintza a interponer una denuncia por los hechos. Agentes de la Policía autonómica procedieron a la detención del sospechoso a primera hora de la mañana del miércoles. Tras ser puesto a disposición judicial, el magistrado ordenó su puesta en libertad con cargos y dictó una medida cautelar de protección sobre la víctima. El detenido tiene prohibido acercarse a la menor.

Por otra parte, el Departamento de Seguridad ha informado de que en dos casos de agresiones sexuales denunciados recientemente se ha descartado que existiera un delito contra la libertad sexual. Uno de ellos se refería a la supuesta violación de una menor y otro, el de una mujer de 49 años que denunció haber sido víctima de una agresión sexual. A ambas se les ha imputado por simulación de delito. Se trataba de una arquitecta venezolana que se presentó en un bar de la zona del Campo Volantín pidiendo ayuda porque había sido «violada».

Según el testimonio de la mujer, había estado tomando copas en un pub de Mazarredo y sospechaba que un individuo al que acababa de conocer le había echado algo en la bebida. Las investigaciones de la Ertzaintza han descartado que sufriera ningún ataque contra la libertad sexual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos