Una conductora ebria arrolla en Girona a tres motoristas y dos de ellos pierden una pierna

Los vehículos implicados en el accidente de Girona, en la carretera en la que ocurrió el accidente. / EFE
Los vehículos implicados en el accidente de Girona, en la carretera en la que ocurrió el accidente. / EFE

La joven, de 22 años, invadió el carril contrario por el que circulaban cinco motos y dio positivo en el control de alcoholemia

A. LERATE GIRONA.

Una joven de la localidad gerundense de Lloret de Mar atropelló ayer a tres motoristas cuando circulaba por una carretera de Girona e invadió el carril por el que transitaban en grupo cinco motoristas. Tres de los conductores de las motos resultaron heridos graves y dos de ellos sufrieron la pérdida de una pierna debido al accidente.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron a la conductora del turismo, que conducía bajo los efectos del alcohol y que resultó herida leve en el grave siniestro, que tuvo lugar a la altura de la localidad gerundense de Vilademuls.

En un comunicado, el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) informó de que el accidente se produjo a las 8.57 horas en la N-II, que tuvo que ser cortada para el tráfico desde ese mismo momento. Durante todo el día debieron realizarse desvíos señalizados para evitar la circulación por la zona.

Dos de los tres motoristas que resultaron heridos graves fueron trasladados al Hospital Josep Trueta de Girona y el otro al Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, en la provincia de Barcelona. Como consecuencia del brutal accidente y casi de forma inmediata, los médicos se vieron obligados a proceder a la amputación de la pierna de dos de ellos, los que resultaron heridos más graves.

Choque con tres de las motos

La joven detenida por los Mossos, de 22 años de edad, invadió el carril contrario al del sentido de su marcha. En ese carril circulaba un grupo de cinco motocicletas y chocó contra tres de ellas en esa maniobra fatal de invasión del carril.

Los Mossos le realizaron el preceptivo control de alcoholemia y el resultado fue positivo con 0,38 miligramos de alcohol por litro expirado, cuando el límite máximo permitido por la ley es de 0,25.

Al lugar del accidente se trasladaron tres patrullas de los Mossos d'Esquadra, cuatro ambulancias y dos helicópteros del SEM, así como cuatro dotaciones de Bombers de la Generalitat. La joven conductora, vecina de Lloret de Mar, no tiene antecedentes. Quedó detenida como presunta autora de un delito contra la seguridad viaria, tras lo que pasará a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Girona.

Por otro lado, en Málaga se produjo otro atropello, esta vez intencionado, de dos personas cerca de una discoteca. Las víctimas trataron de mediar en una disputa entre unos clientes y los porteros del centro de ocio. Uno de ellos resultó herido de gravedad.