Cinco adolescentes amordazan y dan una paliza a un hombre para robarle en Bilbao

Cinco adolescentes amordazan y dan una paliza a un hombre para robarle en Bilbao

Los asaltantes inmovilizaron al varón, al que colocaron un pañuelo en la boca para que no gritase

EVA SOLANO

La violencia que ejercen los delincuentes a la hora de abordar a sus víctimas empieza a preocupar en Bilbao. Sobre todo, porque cada vez son más jóvenes. Adolescentes que, en vez de emplear su tiempo en divertirse, agreden para robar. Después de sucesos como el crimen de la pareja de octogenarios de Otxarkoaga o el homicidio del futbolista de Amorebieta con la implicación de menores, que siguen muy frescos en la memoria de la ciudad, la villa ha vuelto a ser escenario de un intento de atraco por parte de un grupo de jóvenes. La resistencia que opuso la víctima le permitió no solo zafarse sin que lograran su objetivo, también que fueran identificados después. El hombre consiguió alertar a la Ertzaintza, que localizó poco después a los presuntos autores en un parque.

Los hechos ocurrieron al filo de las siete de la mañana del domingo, cuando un hombre caminaba por la céntrica calle Henao. Probablemente, regresaba a su casa. De repente, tal y como relató más tarde a los agentes, fue abordado por cinco chavales de entre 16 y 18 años, tres de ellos menores y dos con antecedentes policiales, según ha podido saber este periódico de fuentes próximas al caso.

Los jóvenes, que estaban esperando a que apareciera una víctima propicia, ya tenían planeada la forma de atacar y se habían repartido las «tareas». Según la víctima del asalto, mientras uno de ellos le colocaba un pañuelo en la boca para que no gritase y otro le inmovilizaba, los otros tres se encargaban de vigilar los alrededores.

Huida

Los asaltantes comenzaron a registrarle los bolsillos con la finalidad de robarle, pero como opuso resistencia empezaron a darle una paliza. Fue arrojado al suelo, pateado y golpeado por el grupo de asaltantes. Finalmente, ante la actitud de la víctima, los agresores huyeron del lugar sin conseguir llevarse sus pertenencias, pero dejándole herido. El hombre alertó a la Ertzaintza del suceso y una patrulla localizó después a los cinco sospechosos en el parque de Doña Casilda. Los agentes les identificaron y arrestaron al ser reconocidos por la víctima, de la que no han trascendido más datos.

El hombre había sufrido contusiones en varias partes del cuerpo y tuvo que ser atendido en un centro hospitalario. Los detenidos, entretanto, fueron trasladados a dependencias policiales para realizar las diligencias. Los tres menores fueron citados y puestos en libertad bajo la tutela de sus familiares, mientras que los adultos quedaron a disposición del juez. La Ertzaintza todavía investiga si forman parte de alguna banda juvenil de la capital vizcaína especializada en perpetrar robos.

Los delitos de robo con violencia o intimidación están castigados con penas de prisión de dos a cinco años, sin perjuicio de las que les pudieran corresponder por las lesiones que hayan causado. Los tres menores también son responsables penalmente, ya que tienen más de 14 años. En este caso, el juez podría decretar su ingreso en un centro.