Los Mossos cierran por primera vez una asociación cannábica por narcotráfico

A principios de año, los agentes observaron cómo un hombre contactaba con turistas y los acompañaba hasta el local, donde les hacía un carné de socio y les vendía marihuana

EFEBARCELONA

Los Mossos d'Esquadra han cerrado por primera vez en Cataluña una asociación de cannabis del distrito de Ciutat Vella de Barcelona, en cumplimiento de una orden judicial después de denunciar que en el local se traficaba con drogas.

Según ha informado la Policía de la Generalitat, el proceso de cierre de esta asociación se inició el pasado 23 de mayo, cuando los Mossos, a instancias de la Fiscalía de Barcelona, denunciaron que en el local se producía y se traficaba con drogas, y también se favorecía y promocionaba su consumo.

A principios de año, los agentes observaron cómo un hombre contactaba con turistas y los acompañaba hasta esta asociación cannábica, donde en el mismo momento les hacía un carné de socio y les vendía marihuana en el interior del local. De este modo, los turistas podían consumir y comprar marihuana sin limitaciones durante su estancia vacacional en la capital catalana. Estos hechos ocurrieron diversas veces con varios turistas, y los agentes les intervinieron sustancias estupefacientes tras abastecerse en el mencionado local.

Registro

Con estos indicios, los investigadores realizaron una entrada y registro en el local, donde se intervinieron 308 gramos de marihuana dosificada para la venta, un trozo de 27,5 gramos de hachís, una balanza de precisión y una gran cantidad de bolsas dosificadoras.

También se encontraron listas de precios por gramo de marihuana, así como de bebidas y aperitivos, hecho que va en contra de la regulación de estas asociaciones, que no pueden sacar provecho económico de su actividad, ya que son clubes sociales exclusivos para los socios.

Finalmente, el local fue cerrado el pasado 5 de junio por orden de la titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona, con la finalidad de evitar que se continuaran distribuyendo sustancias estupefacientes.

En la actuación policial, los Mossos detuvieron a dos clientes del local, que se encontraban en el establecimiento, ya que pesaba sobre ellos una orden de detención dictada por un juez por otras causas pendientes.