Once detenidos y 276 kilos de cocaína incautados en Valencia

La Policía Nacional desarticula una organización dedicada al tráfico de drogas e interviene más de 276 kilos de cocaína. /
La Policía Nacional desarticula una organización dedicada al tráfico de drogas e interviene más de 276 kilos de cocaína.

El grupo introducía la droga en el país a través de distintos medios de transporte, oculta en barcos contenedores de mercancías, en el equipaje de viajeros de vuelos transoceánicos o escondida en dobles fondos de vehículos

EFEVALENCIA

La Policía Nacional ha desarticulado una red de narcotraficantes dedicados a la introducción de cocaína en España, en una operación en la que han sido intervenidos 276 kilos de esta sustancia y se ha detenido a once personas.

El grupo, afincado en Valencia, introducía la droga en el país a través de distintos medios de transporte, oculta en barcos contenedores de mercancías, en el equipaje de viajeros de vuelos transoceánicos o escondida en dobles fondos de vehículos, ha informado la Dirección General de Policía en un comunicado. Además de los estupefacientes, los agentes de la Policía también se ha incautado de 254.000 euros, cinco vehículos, varias prensas hidráulicas, una pistola y un revólver.

Entre los once arrestados, de nacionalidad colombiana y española, se encuentra el máximo responsable de la organización, que ya se escapó previamente en una operación en mayo de 2013 y que ha sido ahora detenido en un chalet de una urbanización de San Antonio de Benagéber (Valencia).

Cabecilla

En la operación del mes de mayo fueron detenidas otras seis personas y se incautaron 11,5 kilos de cocaína, 251.000 euros, tres vehículos y un revólver. Durante el siguiente año se continuó con las investigaciones y en septiembre de 2013, en colaboración con la Policía portuguesa, se detuvo en el país vecino a un hombre de nacionalidad española procedente de un vuelo de Sudamérica con 4.650 gramos de cocaína en su equipaje.

En febrero de este año se aprehendieron en el puerto de Bilbao 220 kilos del mismo estupefaciente ocultos en un contenedor de un buque procedente de Rótterdam (Holanda), sin que la empresa propietaria de la embarcación tuviesen conocimiento de ello. Un mes más tarde fueron intervenidos otros 40 kilos de cocaína en un vehículo que viajaba de Málaga a Valencia, escondidos bajo un doble fondo del coche, donde también se encontró una prensa para el procesamiento de la droga.

Finalmente, con la detención del cabecilla de la banda en la capital levantina la Policía ha dado por culminado el operativo, en el que han colaborado el Grupo de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Valencia, la UDYCO de Bilbao y la Agencia Tributaria.