Desmantelado en Navarra el mayor laboratorio de producción de speed detectado hasta la fecha

Desmantelado en Navarra el mayor laboratorio de producción de speed detectado hasta la fecha

La 'Operación Piparrak-Príncipe' culmina con la detención de 14 personas e impide que lleguen al mercado negro entre 150 y 200 kilos de 'speed'

DVPamplona

La Guardia Civil, la Policía Nacional y la Agencia Tributaria han detenido a 14 personas y han desarticulado en Navarra un grupo criminal que contaba con el mayor laboratorio de producción de 'speed' detectado en España, con capacidad para fabricar entre 150 y 200 kilos de esta sustancia.

La investigación, ha informado en conferencia de prensa el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, se inició hace un año al tenerse conocimiento de que dos personas residentes en Navarra y La Rioja y vinculadas entre sí obtenían determinadas sustancias en Holanda y las trasladaban en Navarra para fabricar 'speed'.

Asimismo, se pudo averiguar que el grupo tenía contactos en Madrid y Vitoria, ciudades que servían para el suministro de cocaína.

Una vez averiguada la ubicación del laboratorio en una pequeña localidad navarra, se llevaron a cabo veinte registros en las provincias de Navarra (11), Madrid (2), Álava (4) y La Rioja (3).

En el registro realizado en el laboratorio, se encontraron útiles para fabricar la droga y un total de ocho garrafas listas para el procesado, que contenían unos 22,5 kilos de anfetamina base para la producción de sulfato de anfetamina, más conocido como 'speed'.

Esas drogas, unidas a las sustancias de corte, permitirían la producción de entre 150 y 200 kilos de 'speed', según su pureza, valorados en un máximo de cinco millones de euros en el mercado negro.

En el resto de registros se localizaron dos plantaciones de marihuana bajo techo y 33 kilos de esta sustancia, varios gramos de MDMA y un kilo de 'speed' listo para su venta, así como más de 14.000 euros en metálico.

La primera detención de la denominada 'Operación Piparrak-Príncipe', que se ha desarrollado hasta febrero de 2019, tuvo lugar en agosto de 2018 en la provincia de Madrid cuando uno de los miembros del grupo transportaba dos kilos de cocaína de Huelva a Madrid en un compartimento oculto del maletero del coche.

En total, en esta operación se ha detenido a 14 personas de nacionalidad española y colombiana, 6 de ellas en Navarra, 2 en La Rioja, 4 en Madrid y 2 en Álava (Vitoria), estas últimas arrestadas por la Ertzaintza por encargarse presuntamente de la distribución de las drogas que les facilitaba el grupo criminal.

Con esta operación, coordinada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, se da por desarticulado un grupo organizado que utilizaba varios sistemas para dificultar la labor policial, como el uso de vehículos lanzadera o la encriptación de las comunicaciones para ocultar sus conversaciones.

Asimismo, el grupo blanqueaba los beneficios obtenidos canalizando las ganancias hacia empresas del sector de la automoción relacionadas con los investigados.

Varios de los detenidos estaban recibiendo además prestaciones por desempleo, así como otros subsidios y ayudas sociales.

El delegado del Gobierno en Navarra ha felicitado a las fuerzas de seguridad que han intervenido en esta operación, porque «han impedido que hayan llegado al mercado grandes cantidades de drogas, con el riesgo que eso implica para la salud pública«.

Operaciones como ésta «demuestran el alto grado de profesionalidad y compromiso con nuestra tierra», ha afirmado Arasti, quien ha estado acompañado por Carlos Redondo, teniente jefe de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en Navarra; Carlos González, inspector jefe de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía en Navarra; y Roberto Pérez, delegado especial de la Agencia Tributaria.