El porqué del sonido del grifo que gotea

El porqué del sonido del grifo que gotea
Fotolia

El grifo que gotea es uno de los ruidos domésticos que más nos pueden llegar a molestar. Varios investigadores han encontrado una solución simple y asequible para parar este problema

AITOR VIEJOSan Sebastián

Científicos de la Universidad de Cambridge han descubierto, con cámaras de velocidad ultra alta y modernas técnicas de captura de audio, que el sonido que hace una gota de agua que cae sobre un liquido no está causado por la gota, más bien por la vibración de una pequeña burbuja de aire atrapada debajo de la superficie del agua. La burbuja hace oscilar la superficie del liquido y ejerce como un pistón para impulsar el sonido del aire.

Según publica la revista 'Scientific Reports', estos investigadores demostraron que cambiando la tensión superficial de la superficie, por ejemplo, echando jabón para lavar platos, pueden detener el sonido.

«Se ha trabajado mucho en la mecánica física de un grifo que gotea, pero no se ha hecho mucho sobre el sonido» ha explicado Anurag Agarwall, del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Cambridge. «Pero gracias a la tecnología moderna de vídeo y audio, finalmente podemos descubrir exactamente de dónde viene el sonido, lo que puede ayudarnos a detenerlo».

«Gracias a la tecnología moderna de vídeo y audio, hemos podido descubrir de dónde viene el sonido» Anurag Agarwall

Agarwall, director del Laboratorio de Acústica, investigó la acústica y la aerodinámica de aplicaciones aeroespaciales, electrodomésticos y biomédicas de una pequeña fuga en el techo de su amigo.

«Mientras estaba desvelado por el sonido del agua que cae en un balde colocado debajo de la fuga, comencé a pensar sobre este problema», asegura el miembro de Emmanuel College. «Al día siguiente lo discutí con mi amigo y otro académico visitante, y todos nos sorprendimos de que nadie respondiera la pregunta de qué causa el sonido».

Agarwall hizo un experimento para investigar este ruido que tantos dolores de cabeza nos da junto a Peter Jordan, de la Universidad de Poitiers, y el estudiante de último año Sam Phillips. Para realizar dicho experimento utilizó una cámara de velocidad ultra alta, un micrófono y un hidrófono para registrar las gotitas que caen en un balde con liquido.

Durante más de un siglo, las gotas de agua han despertado curiosidad entre los científicos. En 1908 aparecieron las primeras fotografías de los impactos por caída de gotas.

«Utilizando cámaras de alta velocidad y micrófonos de alta sensibilidad, pudimos observar directamente la oscilación de la burbuja de aire por primera vez, mostrando que la burbuja de aire es el factor clave tanto para el sonido subacuático como para el distintivo sonido de 'plink aerotrasportado'», explicó Phillips, actual estudiante de doctorado en el Departamente de Ingeniería. «Sin embargo, el sonido en el aire no es simplemente el campo de sonido submarino que se extiende a la superficie, como se había pensado anteriormente.

Para que suene la gota, la burbuja de aire tiene que estar cerca del fondo de la cavidad causada por el impacto de la caída. A continuación, la burbuja impulsa las vibraciones de la superficie del liquido en la parte inferior de la cavidad, actuando como un pistón que impulsa ondas de sonido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos