El sexo en pareja se reduce con las vacaciones escolares

El sexo en pareja se reduce con las vacaciones escolares

El 58% de los españoles afirma que tiene menos relaciones sexuales con su cónyuge durante esta época, ascendiendo hasta el 69% entre los que tienen hijos de entre 14 y 16 años

DV

El inicio de las vacaciones de verano colma de felicidad a los menores, quienes tienen por delante más de diez semanas de diversión, felicidad y sol. Sin embargo, para los padres, esta situación no es tan idílica. El hecho de que los hijos ya no tengan colegio les provoca no solo organizar el tiempo libre de los menores y establecer una nueva rutina familiar, que provoca a su vez más estrés, sino que también les supone pasar menos tiempo en pareja y reducir, a su vez, las relaciones sexuales.

Más de la mitad de los españoles (58%) afirma que tiene menos relaciones sexuales con su pareja durante esta época, ascendiendo hasta el 69% entre los que tienen hijos de entre 14 y 16 años. Estos resultados se desprenden de la encuesta llevada a cabo por la consultora independiente Opinium Research para Groupon entre más de 1.500 padres y madres con niños de edades comprendidas entre 5 y 16 años en España.

Pero ahí no queda todo. El cambio de horarios y el hecho de que los niños se vayan más tarde a la cama es la razón por la que el 53% ven disminuir los encuentros íntimos con su pareja durante las vacaciones escolares. Un 37% lo achaca al cansancio después de estar al cuidado de los niños durante todo el día.

La realidad es que, tras la llegada de los hijos, todo cambia. La vida sexual también: los catalanes (64%) son los más afectados por esta tendencia, mientras que los gallegos (48%) son los que menos.

Los resultados de la encuesta desvelan además que la relación se congela durante las calurosas semanas de verano. Tres de cada cinco españoles con pareja (65%) dicen que pasan más horas entreteniendo a sus hijos que con sus parejas. Además, el 81% discute sobre el cuidado de los niños durante el verano, dos de cada diez (23%) admite que el estrés de las vacaciones escolares pone a prueba su relación. Incluso hay parejas que van más allá: el 25% de los padres de entre 23 y 27 años han decidido darse un tiempo en parte por las discrepancias sobre el cuidado de los hijos que se producen en el verano.

En líneas generales, la llegada de los hijos tiene un efecto directo sobre la relación de pareja, ya que el 15% dice que discute más desde que son padres y el 17% afirma que ha perdido ese romanticismo que tenía en sus inicios. Ser padres también disminuye la intimidad: tres de cada diez (32%) declara que ya no tiene la misma relación íntima que antes de convertirse en madres y padres.