¿De verdad necesitas beber 8 vasos de agua al día?

¿De verdad necesitas beber 8 vasos de agua al día?

Aunque estamos cansadas de oír esta recomendación, ¿beber 8 vasos de agua al día es realmente necesario? Te contamos todo sobre la correcta hidratación del organismo

TAMARA IZQUIERDO

Lo has leído y oído tantas veces que lo has asumido como algo inamovible, como una verdad absoluta. Pero acompañar tu dieta saludable bebiendo 8 vasos de agua al día (2 litros), ¿de verdad es necesario? Veamos qué opina la ciencia y qué podemos hacer o evitar para mantener nuestro cuerpo bien hidratado.

Un meta análisis publicado en American Journal of Physiology llegó a la conclusión de que no existe una evidencia científica clara para recomendar beber esos dos litros diarios a cada individuo del planeta. Incluso observó que podría ser contraproducente en algunos casos.

La cantidad de agua que necesita el organismo varía de una persona a otra. Estarás con nosotras en que no es lo mismo ser un deportista de élite que pasarte todo el día sentada delante del ordenador. O un hombre de 85 kilos que una mujer de 50 kilos. También el clima en el que vives influye, en los lugares cálidos hay más pérdida de agua, o también si pasas por un periodo febril.

Son muchos los factores que hacen que esa medida no se ajuste a todo el mundo por igual. Pero entonces: ¿cuántos vasos de agua serían los recomendables? En personas sanas un indicador sería la sensación de sed sin embargo no es del todo fiable porque con los años esa sensación deja de funcionar de la misma manera o bien muchas veces no se tiene sed porque la dieta puede ser rica en frutas y verduras y su requerimiento de agua estaría prácticamente cubierto bebiendo pocos vasos.

¿Cuál es el porcentaje de agua que debe venir de nuestra dieta?

The European Food Standards Agency recomienda que las mujeres beban una media de un 2 litros de agua al día y los hombres dos litros y medio. Pero también recuerdan que el 30% de ese agua debe provenir de la dieta. Una vez más el tipo de dieta, el género y factores como la actividad física, lugar de residencia o estado de salud condicionarían esa recomendación de ingesta de líquidos. Pero para que te puedas hacer una idea, esta sería la recomendación haciendo una media.

En este recuento de líquido ya hemos visto que puedes sumar frutas y verduras, también (y en contra de lo que muchos creen) café y té, infusiones y zumos. ¡El alcohol no cuenta! De hecho resta porque deshidrata el organismo, por eso tienes tanta sed después de una noche loca.

Si estuvieras deshidratada tranquila que tu cuerpo te va a avisar con mareos, cansancio, dolor de cabeza y falta de concentración. ¿El remedio? ¡bebe agua enseguida! Pero intenta no llegar a ese extremo.

Tanto un déficit de agua como un exceso pueden ser fatales para la salud, así que utiliza el sentido común para hacer una correcta hidratación de tu organismo según tu peso, tus circunstancias y tu dieta.