«En las pruebas hay resultados insólitos que no se pueden atribuir al azar»

El Sindicato Médico de Euskadi, firmante de la OPE, señala que la decisión del Servicio Vasco de Salud «no cumple las expectativas»

Iker Marín
IKER MARÍN

El Sindicato Médico de Euskadi (SME), firmante de la OPE y central que asiste a las reuniones de seguimiento de la Oferta Pública de Empleo junto a CC OO y SATSE, mostró su decepción con las conclusiones que presentó María Jesús Múgica el lunes en relación a la investigación interna realizada por Osakidetza.

El SME considera que la investigación de Osakidetza «no se ha dirigido a analizar el proceso de manera global, sino a determinar la posible existencia de responsabilidades individuales y no las ha encontrado. Una función que corresponde también, y muy principalmente, a la Fiscalía». Este sindicato también pone el foco de este caso en las especialidades médicas investigadas. «Entendemos que el hecho de que no se puedan demostrar esas responsabilidades individuales no puede ocultar que un buen número de exámenes, 16 denunciados por este sindicato, reflejan unos resultados que podemos considerar como insólitos y que difícilmente se pueden atribuir al azar», dicen. En opinión del Sindicato Médico, unos resultados tan «anómalos merecen un análisis por sí mismos al margen de que no se demuestre ninguna responsabilidad individual». Sobre los resultados obtenido tras las pesquisas de la Universidad de Oviedo, el SME aclara que «no ha podido descartar el azar en la génesis de estos resultados, pero, al mismo tiempo, resulta muy poco probable que sean debidos a la casualidad. Por ello, Osakidetza anuncia medidas de corrección para el futuro, cosa que venimos reclamando desde siempre y de la que nos congratulamos».

Cese del consejero Darpón

El sindicato ELA volvió a criticar ayer en rueda de prensa la opacidad de la investigación de Osakidetza y sus resultados, además de señalar que «no se ha querido hacer una verdadera investigación de los sucedido ni depurar responsabilidades». Ante la situación creada, la central nacionalista reclama «que este asunto no se cierre en falso» y pide al consejero de Salud, Jon Darpón, que cese de su puesto.

Por último, consideran que el vigente sistema de la OPE «ha fracasado y no ofrece las debidas garantías. Es por ello que se deben abordar cambios profundos para configurar un sistema de selección garantista que preserve los derechos de los opositores».