Los pediatras recomiendan la vacunación contra la enfermedad meningocócica invasora

Los pediatras recomiendan la vacunación contra la enfermedad meningocócica invasora

La afección se puede presentar en forma de meningitis, sepsis o como una combinación de ambas

EP

Pediatras de Atención Primaria aseguran que la prevención es la mejor arma «contra la enfermedad meningocócica invasora (EMI), de ahí, subrayan la importancia de la vacunación.

Así lo pusieron de manifiesto en unas jornadas celebradas en Murcia en las que detallaron que esta enfermedad, -una infección causada por la bacteria Neisseria meningitidis también conocida como meningococo-, es una patología grave e impredecible que progresa rápidamente.

Se puede presentar en forma de meningitis (infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal), sepsis (cuando la bacteria invade el torrente sanguíneo y llega a diversos órganos) o como combinación de ambas.

Hasta un 10 por ciento de los pacientes que contraen una EMI fallecen y hasta un 20 por ciento de los afectados sufren importantes secuelas a largo plazo tales como amputaciones de miembros (brazos, piernas), sordera o retraso cognitivo, explica a Europa Press el doctor Antonio Iofrío De Arce, pediatra de Atención Primaria en el Centro de Salud El Ranero (Murcia).

Esta enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero el mayor número de casos se registra en lactantes, niños sanos menores de cuatro años y en adolescentes. Además, aunque la meningitis no es una enfermedad muy frecuente (en la temporada 2017-2018 hubo 346 casos de enfermedad meningocócica), el número de casos causados por serogrupos de meningitis hasta ahora poco comunes en nuestros entorno (meningitis causada por serogrupo W o por serogrupo Y) se ha duplicado en los últimos 2-3 años.

Y es que, según apunta el doctor Antonio Iofrío De Arce, al igual que ya pasó en otros países europeos, en España los casos de enfermedad meningocócica invasora han aumentado en las últimas tres temporadas epidemiológicas, siendo ese aumento a expensas de meningococos de serogrupo C, W e Y, mientras que las causadas por meningococo B están estabilizadas o disminuyen ligeramente (a pesar de ello, la primera causa de EMI sigue siendo meningococo B).

Una enfermedad que afecta a cualquier edad de la vida pero es mucho más frecuente, con diferencia en niños menores de cuatro años, y especialmente en los menores de un año. La gran mayoría de casos ocurre en personas sanas, sin factores de riesgo, acentúa el doctor.

Según datos de la Red Nacional de Epidemiología, en España el número de defunciones en las últimas cinco temporadas epidemiológicas fue de 20, 26, 27, 31 y 44, respectivamente. La letalidad global aumentó, especialmente en las dos últimas temporadas (11,5% y 12,7%, respectivamente).

El número de defunciones en 2017-2018 fue el doble que las notificadas en 2013-2014 (44 vs 20). La letalidad en 2017-2018 fue de 12,7%, siendo más elevada por serogrupo W (14 defunciones, letalidad de 29,2%) y serogrupo C (8 defunciones, letalidad 20,0%). La letalidad fue más elevada en los grupos de edad avanzada. En la temporada 2017-2018 no se produjo ninguna defunción en menores de 1 año.

Aunque hasta la temporada 2013-2014 el descenso progresivo de casos de EMI fue evidente (195 casos en ésta temporada frente a los 447 de la temporada 2009-2010), pero a partir de ahí los casos se han ido incrementado temporada a temporada (234, 260, 270, hasta llegar a los 346 en la temporada 2017-2018).

Este incremento es a expensas del aumento del número de casos de serogrupos C y sobre todo W e Y, estos dos últimos anteriormente en porcentajes muy pequeños respecto al total de casos de EMI, señala el pediatra.

Inclusión calendario vacunal

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría recomienda la inclusión en calendario vacunal sistemático de la vacuna contra meningococo B a los 3, 5 y 12-15 meses, así como la vacuna tetravalente frente a meningococos ACWY a los 12 meses y 12-14 años.

«A los pediatras nos preocupa la salud individual de nuestros pacientes y también la salud colectiva de todos los niños. Nuestro papel desde luego debe ser informar a las familias de cuál es la situación epidemiológica actual de la EMI en nuestro entorno y de la existencia y características de las vacunas frente a ella», indica el doctor Antonio Iofrío De Arce.

Por parte de las autoridades sanitarias se está siguiendo una vigilancia epidemiológica estrecha, concluye el doctor, «por si se producen modificaciones que aconsejen tomar otras medidas respecto a la prevención de la EMI mediante las vacunas».

Temas

Vacunas