¿Qué es el paso del oso? Y ¿por qué ayuda a adelgazar?

¿Qué es el paso del oso? Y ¿por qué ayuda a adelgazar?

Este ejercicio consiste en imitar la caminata de un oso, se realiza sin equipamiento alguno.

DV

¿Te imaginas que imitar el andar de un oso te ayudará a tonificar tus músculos? Parece un chiste, pero no lo es. Los fieles seguidores de CrossFit saben de lo que estamos hablando, y es que el famoso paso de oso o Bear Crawl, en inglés, es uno de los ejercicios qué más se practican en esta disciplina.

¿Qué es exactamente el paso del oso?

Se trata de un ejercicio que se limita a imitar la forma de caminar de los osos, no es necesario ningún tipo de equipamiento de gimnasio para realizarlo y es muy sencillo de llevar a cabo. Para realizarlo de una forma correcta debemos ponernos primero de rodillas en lo que conocemos como postura a cuatro patas.

Para realizar el movimiento empezaremos elevando la cadera y apoyándonos con los pies en el suelo en lugar de con las rodillas y con las manos como únicos 4 puntos de apoyo. Lo ideal será que nuestro torso se mantenga plano y en una posición paralela al suelo, aunque no siempre nos va a ser posible, y una vez estemos en esta posición tenemos que desplazarnos alternando las extremidades.

¿Qué músculos se trabajan?

El ejercicio requiere de gran coordinación y puede permitirnos quemar algunas calorías, solo tenemos que lograr una buena técnica y darle velocidad al movimiento.

Entre los principales músculos trabajados se encuentran recto abdominal y oblicuos, dorsales, trapecio, deltoides, psoas ilíaco, cuádriceps, glúteo mayor y gemelos.

Lo recomendable es realizarlo lentamente al principio, e ir paso por paso antes de poder lograr la coordinación que se necesita para avanzar de manera continua y con buena técnica dando pasos de oso.

Algunos de sus beneficios

- Reduce la presión: tanto del cuello como en la columna vertebral y, por su postura, mejora la coordinación las extremidades.

- Cardio: cualquiera puede realizarlo y además puede realizarse con distintas intensidades.

- Fuerza: una buena manera de tonificar todo el cuerpo, especialmente los hombros, brazos y glúteos.

- Movilidad de la cadera: cuando se gatea, las caderas pasan de estar totalmente flexionadas a extendidas, por lo que la articulación pasa por todos sus estados.