'Hacia una medicina más humana', nueva campaña del Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa

Los responsables del Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa presentando la campaña. / Unanue

Xabi Prieto, Eva Arguiñano, Anjel Lertxundi e Isabel Zapardiez protagonizan una campaña que busca recuperar el humanismo entre médicos y pacientes

Iker Marín
IKER MARÍN

Humanizar la relación entre el médico y el paciente y crear vínculos profundos entre ambos. Es el objetivo que se plantea recuperar el Colegio Oficial de Médicos de Gipuzkoa (COMGI) con la campaña que acaban de presentar esta mañana titulada 'Hacia una medicina más humana'. Coincidiendo con la celebración del 120 aniversario del Colegio, sus rectores se han congratulado de los grandes avances producidos en las últimas décadas en el diagnóstico y en el tratamiento de las enfermedades. Sin embargo, se han mostrado preocupados porque la relación entre médicos y pacientes se ha «enfriado», no pasa por su mejor momento, sobre todo, en Atención Primaria. «Debemos realzar algo básico en nuestro trabajo como es esa relación de confianza entre pacientes y doctores», ha dicho el doctor Manuel García Bengoechea, presidente de COMGI. Una vinculación que debe ser «constante y cercana» y en la que la empatía debe jugar un papel fundamental. Recuperar esta relación, que está a punto de ser considerada Bien Inmaterial de la Humanidad por el Ministerio de Cultura, «es algo que necesitamos todos», ha dicho García Bengoechea.

La campaña que está en marcha desde hoy está protagonizada por los testimonios de Xabi Prieto, exjugador de la Real Sociedad; Eva Arguiñano, cocinera; Anje Lertxundi, escritor; y la diseñadora de moda Isabel Zapardiez. Los cuatro explican sus vivencias desde el rol del paciente y la importancia que ha tenido la figura de los médicos en su trayectoria profesional y personal. Sus testimonios se pueden visualizar en www.medikuenahotsa.com.

Relación «casi familiar»

Los términos que utilizan los cuatro protagonistas de la campaña son los que quieren poner en valor desde el COMGI. Es decir, que los pacientes se encuentren en sus consultas con profesionales «humanos, cercanos, casi familiares que despejen dudas y miedos», explica el presidente de la entidad. Y para esto suceda, desde el colegio guipuzcoano consideran que es imprescindibles que se cumplan, o recuperen, varias condiciones en los centros de salud. Para empezar, que el médico de cada paciente «sea siempre el mismo. Que ese doctor sea una persona referente y se haya establecido una confianza mutua entre ambos», ha dejado claro la doctora Belén Alonso Macías, secretaria general del Colegio. Además, considera que los cambios producidos en la medicina en los últimas décadas «está afectando no solamente la manera de entender la medicina como disciplina, también está provocando cambios en la forma de ejercerla». Es decir, «se está reduciendo el tiempo de atención a los pacientes en las consultas, sobre todo, en Atención Primaria». En opinión de Alonso Macías «hoy en día ya no decimos que vamos a nuestro médico, decimos que vamos al médico, una figura que demasiado a menudo cambia». Con esta campaña, el COMGI quiere poner en valor esta relación para que «todos, desde pacientes a empresas, instituciones y profesionales, luchemos a una para salvaguardar esta relación, que es la esencia de la medicina».

En este sentido, el tesorero de la entidad, el doctor Víctor Irigoyen Murua ha dejado claro que el Colegio apoya «totalmente» las reivindicaciones de los profesionales de la Atención Primaria que han secundado tres huelgas en los centros de salud de Osakidetza. Ha reclamado que para que haya una buena relación entre pacientes y médicos, «hace falta tiempo. Tiempo para preguntar, escuchar, hablar y tocar. Si se cumplen los requisitos todo iría mejor». Irigoyen Murua ha insistido en que los avances en la ciencia han sido espectaculares en los últimos años, «sin embargo, no ha ha habido un desarrollo paralelo del aspecto humano de la atención médica. Debemos recuperar el humanismo». En este sentido, además de los vídeos de los cuatro personajes guipuzcoanos elegidos, el Colegio ha presentado un decálogo «para avanzar hacia la rehumanización de la atención médica». En él se proponen, entre otros aspectos, mejorar el sistema de salud para que dote a los profesionales médicos de más recursos y tiempo y recuperar la formación humanística.