Identifican un biomarcador de pronóstico de la insuficiencia cardíaca

Identifican un biomarcador de pronóstico de la insuficiencia cardíaca

LIPCAR pertenece a una nueva familia de moléculas presentes en la sangre o el tejido de los pacientes que, por su estabilidad y especificidad, se presentan como un buen marcador de un proceso biológico de este tipo

EFE Pamplona

Investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han identificado un biomarcador pronóstico de la insuficiencia cardíaca, al apreciar que los niveles de una molécula predicen la evolución de esta patología en pacientes sin enfermedad renal crónica.

Así lo ha explicado el CIMA en una nota en la que, con motivo de la conmemoración del Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular celebrado el jueves, recuerdan que la insuficiencia cardíaca constituye la quinta causa de mortalidad y hospitalización en los países occidentales, en general, y en España, en particular.

Es un cuadro clínico caracterizado por el fallo del corazón para suministrar al resto del organismo la cantidad de sangre necesaria para el normal funcionamiento de todos sus órganos.

A medida que la enfermedad progresa, el riesgo de que se requieran ingresos hospitalarios urgentes aumenta y la calidad de vida de los pacientes se deteriora considerablemente, por lo que es fundamental desarrollar técnicas de detección precoz.

En ese marco, científicos del CIMA han identificado un biomarcador no invasivo que predice la evolución y el riesgo cardiovascular de los pacientes con insuficiencia cardíaca, un trabajo liderado desde Navarra y realizado en colaboración con científicos de la Universidad de Hannover (Alemania), la Universidad de Lille (Francia) y el Imperial College London (Reino Unido).

En el marco del proyecto europeo ERA-CVD y publicado en la revista científica 'Hypertension', el trabajo ha sido liderado por Javier Diez, quien ha explicado que LIPCAR pertenece a una nueva familia de moléculas presentes en la sangre o el tejido de los pacientes que, por su estabilidad y especificidad, se presentan como buenos marcadores de un proceso biológico.

Además poseen actividades biológicas relacionadas con mecanismos patológicos, indica para explicar que en este trabajo multicéntrico han identificado «el valor de LIPCAR como biomarcador del riesgo de hospitalización y muerte cardiovascular en pacientes con insuficiencia cardíaca».

El estudio incluyó 234 pacientes con insuficiencia cardíaca con y sin enfermedad renal crónica, una de las causas de esta enfermedad cardíaca, y la investigación tuvo un seguimiento medio de casi 5 años.

El director del Programa de Enfermedades Cardiovasculares del Cima y co-director del Servicio de Nefrología de la Clínica Universidad de Navarra, Javier Diez, ha avanzado que el trabajo «confirma que los niveles en sangre de LIPCAR están aumentados en pacientes con insuficiencia cardíaca«.

«Además, este incremento se asocia con una mayor tasa de hospitalización y de muerte cardiovascular en pacientes sin enfermedad renal», asegura el investigador.

Los resultados del estudio demuestran que este biomarcador facilita el seguimiento personalizado de estos pacientes y abre las puertas a un tratamiento más preciso de la insuficiencia cardíaca.