«En los expedientes internos de Osakidetza hay testimonios que confirman las filtraciones»

Roberto Sánchez, Marta Macho y Manoel Martínez./
Roberto Sánchez, Marta Macho y Manoel Martínez.

Los tres anestesistas del Hospital de Arrasate que denunciaron las supuestas irregularidades en la OPE critican que el Servicio Vasco de Salud cierre su investigación

IKER MARÍN SAN SEBASTIÁN.

Roberto Sánchez, Marta Macho y Manoel Martínez son los tres anestesistas del Hospital del Alto Deba de Arrasate que denunciaron el pasado 18 de junio ante la Fiscalía del TSJPV las supuestas irregularidades en la Oferta Pública de Empleo de Osakidetza que se celebró entre mayo y julio en la que se presentaron más de 96.000 personas. Desde entonces, - «y a pesar de que seguimos siendo los apestados»-, no han cesado de mostrar su disconformidad «absoluta» con la gestión que están realizando del caso los responsables del Departamento de Salud. De hecho, crearon en agosto la plataforma 'Omega Ekimena, Oposiciones Médicas con Garantías' para «unir a los afectados por el fraude de la OPE» y ahora vuelven a la palestra para valorar la decisión de Osakidetza de dar por «finalizada» su investigación interna.

Los tres anestesistas critican que María Jesús Múgica, directora general de Osakidetza, quiso dar carpetazo a un asunto «gravísimo» esgrimiendo la siguiente frase: «Lo único demostrado es que no hay pruebas de filtraciones». En su opinión, los responsables del Servicio Vasco de Salud desean cerrar así «un hecho conocido» en los centros de Osakidetza desde tiempo «inmemorial», que las pruebas de las especialidades médicas hospitalarias, «en su mayoría o quizá en su totalidad, están amañadas», señalan.

A pesar de la denuncia pública de estos médicos, Osakidetza cerró su investigación interna con la decisión de repetir cinco exámenes de tres categorías médicas: los dos ejercicios de Angiología y Cirugía Vascular, las dos pruebas de Anestesia y la prueba práctica de Cardiología. Además, decidieron suspender la OPE de Traumatología tras conocer que seis de los ocho miembros del tribunal de dicha especialidad se reunieron de forma irregular fuera de los protocolos habituales. Tras esta decisión del Servicio Vasco de Salud es la Fiscalía la única instancia en la que se continúan investigando los supuestos amaños.

«Darpón, Múgica y Urkullu están intentado vallar una zona demasiado extensa de campo», señalan

Más allá de criticar y mostrar su desacuerdo con el proceder de Osakidetza, Roberto Sánchez, Marta Macho y Manoel Martínez, afiliados al sindicato ESK, señalan que los responsables sanitarios de Euskadi «están negando por activa y por pasiva algo que muchos sabemos que es verdad en plena era de la información, en un momento de la historia en que es suficiente que un eslabón de protección de la cadena de mentiras tenga un móvil en el bolsillo y ganas de hablar para desmontar el castillo de naipes». Además, aseguran saber que en «los expedientes internos abiertos por Osakidetza y remitidos a la Fiscalía sí hay testimonios afirmando y confirmando que existen las filtraciones». Ante este supuesto, los denunciantes, indican que «el señor Darpón, la señora Múgica y señor Urkullu, están intentando vallar una zona demasiado extensa de campo».

Macho, Martínez y Sánchez proponen un ejercicio a los responsables del Departamento de Salud y Osakidetza. «Vamos a pensar que esto acabará saliendo como ustedes desean. Nos quedamos como estábamos y aquí no ha pasado nada». Ante esta suposición se preguntan, «¿son conscientes, señores y señoras que tanto niegan la evidencia, de la consecuencia inmediata que esto podría traer?». Contestan a la pregunta ellos mismos: «Cualquier persona implicada en un proceso de selección de personal relacionado con el Gobierno Vasco podría montar tramas de colocación de amigos y conocidos con el convencimiento de que tanto sus superiores como su correspondiente consejería le ahorrarán esos abogados que necesitaría para defenderse en caso de que algún resentido intentara denunciarle. Da escalofríos imaginar una situación así».

Los responsables de la plataforma 'Omega Ekimena, Oposiciones Médicas con Garantías', consideran que «no hay una salida en limpio a todo esto. Solo hay una salida más digna que las demás. Elijan cuanto antes o fuerzas ajenas decidirán por ustedes», señalan haciendo referencia al lehendakari, consejero de Salud, y responsables de Osakidetza.

Comisión de investigación

Además de las denuncias de los tres médicos y de ELA, LAB y ESK ante la Fiscalía, a nivel parlamentario EH Bildu y Podemos se han mostrado dispuestos a crear una comisión de investigación. Ambas formaciones están a la espera de la decisión del PP. Para que cualquier iniciativa parlamentaria de este tipo salga adelante hace falta la mayoría absoluta del pleno. Solo con el apoyo de los populares llegarían EH Bildu y Podemos a lograr su objetivo. Alfonso Alonso, presidente del PP vasco, señaló ayer en Onda Cero que «no tenemos tomada una decisión» sobre si apoyarán la creación de la comisión y esperarán a escuchar las explicaciones del consejero en la comparecencia que tiene prevista en la cámara.