Euskadi registró en 2018 6.200 ingresos y 1.100 fallecimientos por ictus

Euskadi registró en 2018 6.200 ingresos y 1.100 fallecimientos por ictus

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y es responsable de dos de cada diez ictus isquémicos

EUROPA PRESS

Euskadi registró en 2018 un total de 6.200 ingresos y 1.100 fallecimientos por ictus y uno de los factores de riesgo de este accidente cerebrovascular es la fibrilación auricular, motivo por el cual este jueves, día 16, el bilbaíno Azkuna Zentroa acogerá una campaña de prevención que analizará si la persona padece este tipo de dolencia.

La presidenta de la Sociedad Vasco Navarra de Cardiología y médico adjunto de Cardiología del Área Cardiología no Invasiva del Hospital de Galdakao, Sonia Velasco, ha afirmado, que la fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y es responsable de dos de cada diez ictus isquémicos.

Según han indicado, el 10% de los pacientes que sufren un ictus isquémico no sabían que tenían fibrilación auricular, al tiempo que han asegurado que el ictus se puede prevenir con el control de los factores de riesgo cardiovascular y con una detección precoz de la fibrilación auricular.

Velasco ha indicado que en Euskadi se produjeron 6.200 ingresos y 1.100 fallecimientos por ictus en 2018 y ha afirmado que la importancia del ictus «radica no sólo en su frecuencia y mortalidad sino también en la discapacidad que puede producir con las importantes consecuencias derivadas para el paciente y su familia».

La cardióloga ha explicado que el ictus isquémico es una forma de ictus producido por una obstrucción del flujo sanguíneo cerebral por un trombo. Ha añadido que el envejecimiento de la población es otro factor de riesgo, y «se asocia a un incremento progresivo de la prevalencia de la fibrilación auricular, de la que alrededor del 20% no ha sido diagnosticada».

En este sentido, los datos del estudio 'OFRECE', de la Sociedad Española de Cardiología, indican que la FA afecta al 4,4% de la población española, lo que significa que 1.025.000 españoles mayores de 40 años padecen esta arritmia, aunque los pacientes con esta dolencia en ocasiones no tienen síntomas y un 10% de los afectados están sin diagnosticar y «carecen de tratamiento por lo que aumenta su riesgo de ictus».

El número de nuevos casos anuales de ictus, han afirmado, es de más de 134.000, y de ellos, el 20% están causados por la FA, según datos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), lo que muestra la relación entre ambas patologías y la necesidad de sensibilizar a los ciudadanos sobre la detección de sus síntomas.

Según ha indicado, para prevenir la fibrilación auricular hay que controlar los factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión arterial, la hiperlipemia y la diabetes mellitus, que están asociados a las enfermedades cardiovasculares.

Ha asegurado también que es «fundamental» seguir unos adecuados hábitos de vida saludable y evitar el sobrepeso y el consumo de «tóxicos y sustancias» nocivas como el tabaco y el alcohol, al tiempo que también es «muy importante hacer ejercicio físico».

La especialista ha destacado, igualmente, que actualmente los profesionales cuentan con nuevos fármacos anticoagulantes, «seguros y cómodos», que mejoran la calidad de vida del paciente y «no tienen tantas interacciones con otros fármacos».

La iniciativa ha permitido hasta el momento a más de 1.500 personas saber si están en riesgo de ictus por sufrir fibrilación auricular, la arritmia cardiaca más común.