Euskadi impulsa una ley para reconocer la transexualidad sin un diagnóstico médico previo

Euskadi impulsa una ley para reconocer la transexualidad sin un diagnóstico médico previo

La reforma legal que impulsa el Parlamento Vasco se aprobará conlos votos a favor de todos los partidos políticos a excepción del PP

Iker Marín
IKER MARÍN

«La transexualidad solo puede conocerse a través de la escucha de lo que la persona libremente expresa y, al igual que la identidad sexual, no se puede diagnosticar. No es una enfermedad, un trastorno o una anomalía, sino que forma parte de la diversidad humana». Este es el nuevo texto que hace referencia al artículo 3 de la Ley vasca de No Discriminación por Motivos de Identidad de Género y de Reconocimiento de los Derechos de las Personas Transexuales. Hasta la fecha, las personas transexuales eran reconocidas como tales después de disponer de un diagnóstico o informe psiquiátrico, psicológico o tratamiento médico previo. A partir de la entrada en vigor de esta reforma legal, al día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco, «la consideración de personas transexuales se regirá por el derecho a la libre autodeterminación de la identidad sexual».

La modificación de esta ley, en vigor desde 2012, saldrá adelante en la Cámara vasca ya que cuenta con el apoyo de todos los grupos del Parlamento, a excepción del Partido Popular. La aprobación del texto, por lo tanto, está garantizada. Además, se tramitará por el procedimiento de lectura única, por lo que no caben enmiendas.

La ley de 2012, que se modifica en su artículo 3, pretendía contribuir y avanzar hacia la superación de todas las discriminaciones que, por razón de la condición o circunstancia personal o social de las personas transexuales, pudieran perdurar en la legislación. Por ejemplo, en el libre desarrollo de la personalidad y protección social, económica y jurídica de las personas, la familia y el grupo. Reconocen los partidos políticos que apoyan esta reforma legal que a lo largo de «los últimos años» se ha producido una «creciente inclusión» de la temática por la «despatologización de la transexualidad en las agendas políticas» presentes en documentos, recomendaciones y declaraciones emitidas por organismos internacionales y expertos. Por todo ello, «resulta conveniente», señalan, «la modificación del artículo 3 de la ley de 2012, buscando con ello despatologizar la transexualidad».

Teniendo en cuenta que en Euskadi los avances que se han realizado, tanto en la cartera de servicios como en la guía de atención integral han sido numerosas, «se afronta la modificación del artículo para que las personas transexuales puedan acogerse a lo establecido por la presenta ley sin tener necesidad de un diagnóstico o informe psiquiátrico», es decir, sin la necesidad de un documento que les presentaba como personas enfermas.