Qué son los estiramientos dinámicos y cómo dominarlos

Qué son los estiramientos dinámicos y cómo dominarlos

El estiramiento dinámico es un tipo de estiramiento basado en el movimiento que se centra en mover de forma activa articulaciones y músculos, por lo general de 10 a 12 repeticiones

DV

Hacer ejercicio, pero quizá más importante es saber estirar correctamente. Y es que en materia de estiramientos hay todo un mundo por descubrir. Hoy hablaremos de los estiramientos dinámicos, qué son y cómo dominarlos.

Esta técnica de calentamiento ha ganado popularidad en la última década como un paso previo a la realización de muchas actividades deportivas. Es más popular entre corredores y jugadores de fútbol, pero también es ideal para todos los deportes que requieren de esfuerzos de intensidad máxima y corta duración como baloncesto, voleibol o tenis.

El estiramiento dinámico es un tipo de estiramiento basado en el movimiento que se centra en mover de forma activa articulaciones y músculos, por lo general de 10 a 12 repeticiones.

Se tratan de movimientos similares a correr o a un calentamiento de cardio, que al hacerlos logran que tu músculo se vaya estirando poco a poco sin la tensión que generan los estiramientos estáticos.

Una buena rutina de estiramientos dinámicos podría incluir correr con las rodillas al pecho, correr con los pies tocando los glúteos, dar un paso y llevar la mano contraria al pie, zancadas, entre otros.

Lo importante es que sea una rutina variada y completa para que los músculos estén acondicionados para empezar a entrenar.

Algunos de los beneficios que tienen este tipo de estiramientos son:

1- Aumentan la potencia de los músculos.

2- Brindar agilidad y equilibrio

3- Estirar tus músculos fríos

4- Dejar tu cuerpo listo para el entrenamiento

El truco está en comenzar de forma lenta e ir aumentando mientras se van estirando los músculos. No olvides que el movimiento debe ser controlado o podrías lesionarte; debes realizarlos después de un calentamiento aeróbico de al menos 5 minutos y la rutina debería durar al menos unos 6 minutos (y un máximo de 12).

Es importante también evitar que pasen más de 5 minutos entre el estiramiento y el entrenamiento pues habrás perdido el trabajo.

Recuerda que una mala rutina podría ser la responsable de que no logres tus objetivos.