¿Por qué engorda comer embutidos?

embutido

El problema radica en la cantidad de sodio que contienen

DV

Los embutidos son alimentos que incluimos con mucha frecuencia en nuestra dieta. Entendemos como embutidos a un variado grupo de alimentos que es básicamente carne preparada. Lo curioso es que a pesar de que están presentes en la dieta de casi todas las personas, muy pocas estudian si realmente son buenos para su salud.

A la hora de analizar si un embutido engorda o no, lo primero que hay que saber es que existen distintos tipos de embutidos, unos con más grasas y sodio y otros mucho más saludables.

La mayoría de los fiambres y embutidos que se venden en los supermercados contienen mucho sodio, esto hace que se conserven mejor, pero su consumo excesivo puede afectar la circulación en la sangre. Por cada 100 g de embutido se calculan 1.000 mg de sodio, que es la cantidad diaria recomendada.

Lo cierto es que todos los alimentos procesados –como los embutidos– suele contener gran cantidad de sodio y por eso puede ser perjudicial para la salud. Lo mejor es escoger los embutidos menos procesados y bajos en sal. El pollo y el pavo cocido tienen un menor aporte en grasas y colesterol. Cuando se trata de escoger lo mejor es elegir las carnes magras ricas en proteínas.

En conclusión, podríamos decir que las opciones más sanas son el jamón, bien sea serrano o cocido, y la pechuga de pavo.