Diez trucos (y uno de propina) para acelerar el metabolismo y quemar grasas

La báscula es uno de los mayores miedos después del verano./UNSPLASH
La báscula es uno de los mayores miedos después del verano. / UNSPLASH

Si septiembre se te está haciendo cuesta arriba y quieres adelgazar un par de kilos después de los excesos veraniegos, tenemos algunos tips infalibles.

DV

Cada vez que comemos o bebemos debemos agradecer a nuestro metabolismo la capacidad de convertir esas sustancias en energía. La edad, el género, la talla, el peso todo influye en el ritmo de nuestro metabolismo. Sin embargo, tenemos cierto margen de maniobra para intervenir en su velocidad. Mientras más rápido sea nuestro metabolismo, más calorías seremos capaces de quemar.

Seguramente, conoces a más de una persona afortunada que come lo que quiere sin engordar demasiado. Probablemente esa bendición es culpa de un metabolismo rápido por razones naturales o genéticas.

Porque esta injusticia es una muy mala noticia para las que su metabolismo se toma su tiempo, te contamos cómo puedes conseguir que tu metabolismo acelere su velocidad y queme calorías… que está, entre otras cosas, para eso.

  • 1

Duerme:

Es sencillo, intenta tener noches de sueño reparador que duren entre seis y ocho horas. La relación entre el sueño y el metabolismo es cada vez más clara. No solo sentimos más hambre cuando vamos escasos de sueño y necesitamos comer más comidas hiper calóricas, sino que no dormir ralentiza el metabolismo de modo considerable.

  • 2

Bebe té verde:

No es solo una fuente insuperable de antioxidantes, según se ha demostrado en varios estudios. Los investigadores han descubierto que es un gran acelerador del metabolismo. Además, es un alimento libre de calorías y se puede consumir toda la cantidad que uno quiera.

  • 3

Entrena más:

El organismo se acostumbra al ejercicio, y el metabolismo también. Para mantenerlo a buen ritmo es importante incluir en nuestros entrenamientos un intervalo de alta intensidad que provoque un salto en el metabolismo y lo obligue a mantenerse quemando calorías incluso mucho tiempo después de haber finalizado el entrenamiento. Es lo que se llama 'Efecto Afterburn'.

  • 4

Desayuna:

Ha llegado el momento de reconsiderar si vale la pena robarle horas al sueño a favor de dedicar más tiempo al desayuno. Desde el punto de vista metabólico, se debería apostar por ganar tiempo de calidad para desayunar. Los estudios muestran como un desayuno de calidad acelera el metabolismo. Por eso dicen que es la comida más importante del día.

  • 5

Entrena más:

Los ejercicios de musculación y carga no solo son útiles para muscularse por razones estéticas. Al convertir la grasa en músculo también se obliga al metabolismo a apretar el acelerador y a quemar más calorías.

  • 6

Bebe agua:

Beber cantidades suficientes de agua es un modo sencillo de acelerar la digestión y quemar calorías. Algunos necesitarán más que los ocho vasos diarios recomendados, y otros menos. Pero hay que beber agua.

  • 7

Especias picantes:

La cayena es útil para acelerar el metabolismo. Su sabor picante se debe a la presencia de un compuesto químico, la capsaicina que interviene en los procesos metabólicos y a la que se atribuyen propiedades antioxidantes y anticancerígenas. ¿La clave para adelgazar? Incorporar especias a tus platos.

  • 8

Entrena:

Haz 45 minutos de ejercicios 'cardio' tres veces por semana. Según un estudio, hacer 45 minutos de bicicleta podría mantener elevada la velocidad del metabolismo durante casi doce horas.

  • 9

Come con cabeza:

Algunos alimentos son aceleradores naturales del metabolismo. Por ejemplo, el atún y el pomelo. Escoge conscientemente lo que pones en la mesa y piensa en cómo lo va a metabolizar tu cuerpo.

  • 10

Toma café:

Toma una taza de café por las mañanas. No es solo un modo rápido de espabilarse. Una taza de café se absorbe muy rápidamente en el torrente sanguíneo, con lo cual se aceleran las pulsaciones cardíacas y consigues picos de la actividad metabólica hasta tres horas después de haberlo consumido.

Y la de propina. Ríe todo lo que puedas y más. Una carcajada puede tener un largo recorrido. Los científicos creen que diez minutos de risas diarias pueden quemar una buena ración de energía. Otro buen motivo para reírse.