El crecimiento de próstata y los problemas para orinar tienen tratamiento: el láser HoLEP

El crecimiento de próstata y los problemas para orinar tienen tratamiento: el láser HoLEP

Cada semana los consejos médicos de los expertos del Consultorio de Policlínica Gipuzkoa, grupo Quironsalud

DR. LUIS LABAIRUUrólogo de Policlínica Gipuzkoa

Al cumplir años, los hombres son más propensos a sufrir diferentes patologías benignas relacionadas con la próstata. El láser HoLEP – o de holmio – es uno de los tratamientos más avanzados y menos invasivos que existen a día de hoy para combatir este tipo de patologías prostáticas, incluyendo las dificultades para orinar, el aumento del tamaño de la próstata (HBP) y/o el aumento de micciones de día o de noche.

Según el especialista en Urología Luis Labairu, experto en la técnica HoLEP, este láser pulsado que dispara 40-50 veces por segundo, es «único en patología benigna de próstata, porque es mínimamente invasivo y reúne la comodidad del abordaje transuretral, con la eficacia de la cirugía abierta y la seguridad de la tecnología láser». El tratamiento, que se hace de forma muy precisa a través del conducto de la orina hasta llegar a la próstata, es perfecto tanto para tratar como para prevenir complicaciones derivadas de los problemas miccionales, como las infecciones, retención de orina, la obstrucción en los riñones o la aparición de piedras en la vejiga, ya que estas últimas se pulverizan gracias al láser.

El urólogo explica que «HoLEP es un tratamiento óptimo para todos los pacientes que padecen problemas de la próstata, asociados o no, a litiasis urinarias en la vejiga. Además, permite individualizar el tratamiento a cualquier tamaño de próstata y mandamos todo el tejido a analizar».

El tiempo de recuperación hospitalario utilizando este tratamiento es breve, aunque la recuperación completa es más larga y puede requerir ciertos reaprendizajes por la liberación del conducto para orinar, pero, según afirma el doctor Labairu, «es un tratamiento definitivo y nunca he vuelto a tener que operar a un paciente por recrecimiento de la próstata».