Consejos para evitar lesiones de espalda a la hora de utilizar móviles o portátiles

Consejos para evitar lesiones de espalda a la hora de utilizar móviles o portátiles

June Ruiz, vicepresidenta del Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco, explica que no cuidar la musculatura cervical o «tener esta zona contracturada o tensionada hace que aparezcan dolores»

IMANOL ARRUTI

Miramos hacia abajo y cada vez más. Parece un gesto cualquier, pero lo cierto es que inclinar la cabeza un número determinado de grados hace que el peso que tengan que aguantar nuestras cervicales sea aún mayor. Esta es una de las conclusiones que se desprenden de la campaña '12 meses, 12 consejos de salud', que ha puesto en marcha el Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco y sus homólogos en Madrid, Cataluña, Navarra, Galicia, Andalucía, Valencia y Cantabria.

Mantener una inclinación de cabeza hacia delante unos 30 grados provoca que el cuello deba soportar un peso de unos 18 kilos, una inclinación de 45 grados los convierte en 22 kg y una inclinación máxima de 60 grados, en 27 kilos, es decir 5 veces más de lo que pesa una cabeza media., según aseguran los fisioteraupetas que han participado en dicha iniciativa, que busca sensibilizar a la poblaciónsobre la importancia de adoptar hábitos saludables para prevenir lesiones de espalda .

Para fortalecer y cuidar la musculatura que rodea las vértebras cervicales, ya que es la responsable de la movilidad de la cabeza y del cuello, y prevenir así futuras lesiones los fisioterapeutas recomiendan realizar una serie de ejercicios diarios .Por un lado, se trata de ejercitar la capacidad de movimiento ocular sin necesidad de mover la cabeza y por otro, en mantener la estabilidad visual realizando movimientos cervicales hacia los laterales sin dejar de mirar a un mismo punto. Por otro, recomiendan hacer rotar y girar el trapecio suavemente, para disminuir la tensión que se pueda tener acumulada.

Una vez realizados estos ejercicios, los expertos aconsejan estirar el músculo elevador de la escápula, que es el causante de la tortícolis cuando se duerme en una posición incorrecta. La propia vicepresidenta advierte «Antes de realizar los ejercicios es muy recomendable ver los videos que ofrecemos para realizarlos de manera correcta, ya que al principio el cuerpo puede mostrarse reacio a este tipo de actividades y tiende a compensarlos, lo cual puede puede ser peligroso».

No cuidar la musculatura cervical o «tener esta zona contracturada o tensionada hace que disminuya el espacio y pueda comprimir las arterias generando dolores de diferente intensidad, vértigos e incluso alteraciones de la percepción en brazos y manos, llamadas parestesias», detalla June Ruiz, vicepresidenta del Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco.

Otros consejos para cuidar las cervicales

  • 1

Realizar los movimientos que se hagan con el cuello con suavidad

Los fisioterapeutas recuerdan también que para cuidar las cervicales es importante realizar los movimientos que se hagan con el cuello con suavidad, evitando sacudidas violentas y sustituir los bolsos grandes de una sola asa por mochilas o bolsos cruzados y pequeños. Además, cuando haya que coger peso, recomiendan hacerlo de manera compensada entre ambos brazos.

  • 2

Utilizar bancos o escaleras cuando se tengan que coger objetos de lugares elevados

Asimismo, aconsejan utilizar bancos o escaleras cuando se tengan que coger objetos de lugares elevados para no inclinar la cabeza hacia atrás, no dormir boca abajo o con una almohada demasiado alta y sujetar el teléfono con la mano mientras se habla, y no hacerlo en ningún caso con el hombro y la oreja.

  • 3

Mantener la espalda recta

Por otra parte, Ruiz recomienda que «si se utilizan cojines para incorporarnos a leer o ver la televisión en la cama, es recomendable usarlos de manera que eleven toda la columna y nos deje en una posición muy similar a la de estar sentados». Además, en los casos en los que se lea sentado en una silla, ya sea un libro o un dispositivo electrónico, aconsejan tratar de hacerlo desde una posición recta, sin doblar la cabeza hacia el libro.

  • 4

Colocar la pantalla del ordenador a la altura de los ojos

Por último, recuerdan a todo aquel que trabaje frente al ordenador que se debe situar la pantalla a la altura de los ojos, manteniendo la espalda y el cuello rectos y apoyados en el respaldo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos