¿No comes comida caliente en verano? Es un error

comida caliente verano

¿Toda la vida te han dicho que en verano comer caliente da más calor? Estaban equivocados. Te contamos por qué.

DV

Uno de los platos estrellas cuando llega el calor (y el verano) es el gazpacho. Con las altas temperaturas solo nos apetecen platos fresquitos y sencillos, que nos quiten la sensación de calor y además, estén ricos.

No hay duda que las cremas frías, los batidos y las ensaladas se convierten en los protagonistas de la dieta, pero... ¿Y si te dijéramos que comer platos calientes refresaca más a largo plazo? Sí, como lo oyes -lees-. Siempre hemos desterrados las sopas o unas buenas lentejas cuando llega mayo, pero según la ciencia, es mejor consumir estos platos para evitar el calor.

¿Por qué?

Tiene una explicación muy sencilla: la digestión de los alimentos fríos genera en el cuerpo un aumento de temperatura. Esto, sumado al estado inicial de los amientos (fríos) hace que el cuerpo aumente, aún más si cabe, su tempratura. Por lo que tendremos más calor que al principio.

Sin embargo, cuando comemos alimentos calientes, la señal que manda el cerebro es de enfríar, por lo que la temperatura corporal disminuirá y por ende, tendrás menos calor. Algo así ocurre con los laimentos picantes; el cuerpo, los combate de la misma manera.

Si no tienes aire acondicionado en casa es muy sencillo pasar de la ola de calor: Come algo caliente y picante, el primer trago no será muy placentero, pero a largo plazo te sentirás mucho mejor.