Salmerón (Airhelp): «Los retrasos y las cancelaciones de vuelos irán a más»

Salmerón (Airhelp): «Los retrasos y las cancelaciones de vuelos irán a más»

DV

Este año se ha dado un aumento de los retrasos y cancelaciones a nivel global y solo podemos esperar que vaya en aumento«, afirma Paloma Salmerón, directora de Comunicación Global de Airhelp, empresa creada en 2013 que gestiona reclamaciones de turistas afectados por aerolíneas.

Salmerón atribuye, en una entrevista con Efe, los crecientes problemas en los aeropuertos al aumento del tráfico aéreo que los «congestiona» y hace imposible que las aerolíneas cumplan los horarios que tienen planeados.

España además ha sido uno de los países más afectados por retrasos y cancelaciones según Salmerón, ya que solo en verano hubo 9.300 cancelaciones y retrasos, 4 veces más que el mismo periodo del año pasado.

Según los datos de Airhelp, uno de cada cinco vuelos sale tarde tanto de Barajas como de El Prat, lo que ha hecho que estos aeropuertos, tradicionalmente entre los diez mejor valorados del mundo, hayan descendido a las posiciones 36 y 57 respectivamente.

Otra de las grandes perjudicadas por esta situación es Iberia que ha pasado de ser la aerolínea más puntual del mundo a entrar en la lista de las diez peores aerolíneas para Airhelp, clasificación que mide la puntualidad, el tratamiento de reclamaciones y el servicio de las aerolíneas.

En el lado contrario, Vueling - del mismo grupo que Iberia- ha sido una de las 10 aerolíneas más puntuales de 2018, junto a Ryanair y Wizz Air, lo que, según Salmerón, hace ver que no tiene por qué existir una relación entre bajo coste y mal servicio.

Airhelp ha gestionado 7 millones de reclamaciones a nivel global y 640.000 en España, pero según Salmerón, casi la mitad de las personas no reclama cuando tiene derecho -un 42 % en España y un 44 % en la UE-.

«El 90 % de los españoles no conoce sus derechos cuando viaja», afirma Salmerón, dato que sitúa a España como uno de los países en los que hay más desconocimiento, pese a reclamar más que la media europea.

Salmerón denuncia que las aerolíneas, no obstante, hacen todo lo posible para que no se tramite la reclamación: desde informar mal a los pasajeros haciéndoles creer que no tienen derecho a hacerla hasta ofrecer menos dinero del que les corresponde una vez iniciado el proceso.

El pasajero tiene derecho a reclamar siempre que su vuelo se retrase más de 3 horas, se cancele por razones que no sean extraordinarias o que se deniegue el embarque por «overbooking» y sea recolocado en un vuelo que llegue 3 horas más tarde de lo que estaba previsto en su viaje original.

Las circunstancias extraordinarias por las que no se tiene derecho a reclamar a las aerolíneas son cuestiones como el clima o por problemas de seguridad, como lo ocurrido el pasado jueves en el aeropuerto de Londres, aclara Salmerón.

Además, matiza que las huelgas de este verano nunca serían consideradas «razones extraordinarias» por un tribunal, como defendía Ryanair en verano para denegar el derecho a reclamación a sus clientes tras los paros de los trabajadores de la compañía.

Preguntada por el Brexit, Salmerón cree que los pasajeros no deberían preocuparse: «los puentes aéreos entre el Reino Unido y Europea están garantizados por la Unión Europea», ha afirmado, aunque una salida sin acuerdo podría prohibir a Iberia operar vuelos entre destinos europeos al tener un capital mayoritariamente británico.