Reino Unido prohíbe la venta de cachorros de perros y gatos en tiendas

Reino Unido prohíbe la venta de cachorros de perros y gatos en tiendas

El objetivo es prevenir el abandono, promoviendo la adopción, donación y acogida de animales frente a las compras. En España cada comunidad autónoma dicta su norma

ISAAC ASENJOMadrid

Es la época del año en la que más mascotas se venden. Y es que como todos los años, muchos niños pedirán un perro o un gato a Papa Noel y Reyes Magos. Pero tener un animal en casa es una responsabilidad y no puede ser fruto de un impulso pasajero por ver unos bonitos cachorros a través del cristal de una tienda. De ahí que Reino Unido haya puesto medidas y diga ¡basta!. No se venderán más animales en las tiendas - al menos los que tengan menos de seis meses. De tal forma que quien quiera adquirir o adoptar un cachorro de esa edad, tendrá que contactar directamente con el responsable de la críca o con un centro de acogida de animales.

«Insto a quienes estén pensando en comprar un cachorro o cualquier mascota en este momento del año a pararse y pensarlo tranquilamente. Las mascotas son parte de nuestras familias y es una decisión que requiere de una consideración y una planificación cuidadosas», aseguró el secretario de Estado de Bienestar Animal -David Rutley- durante una reciente visita a un centro de animales.

Las mascotas son uno de los regalos favoritos en las navidades, sin ser conscientes de la responsabilidad que conlleva atenderlos durante todos los años de su vida. En los últimos días afloran campañas en redes sociales para prevenir el abandono de mascotas, promoviendo la adopción, donación y acogida de animales frente a las compras.

El Ejecutivo aspira también a promover la acogida, como ha recordado en un comunicado en el que, de cara a los regalos de estas fechas, insiste en que «las mascotas no deberían comprarse por sorpresa». La última prohibición ha sido aplaudido por los animalistas, principales promotores de la medida.

¿Y en España?

En España, son muchos los que piden una norma parecida. Una petición en la plataforma Change.org que acumula casi 150.000 firmas pide una legislación similar para España, una antigua reivindicación también de las protectoras.

Nuestro país estuvo cerca de lograr una legislación similar en 2014, pero el Gobierno terminó reduciendo el proyecto de ley a una mera guía de buenas prácticas sin validez legal tras las presiones del sector. El Convenio europeo de protección de animales de compañía, al que España se adhirió, tampoco regula este aspecto.

En España cada comunidad autónoma dicta su norma. La Comunidad de Madrid, en su Ley de Protección de Animales de Compañía, se aproxima. El gobierno de Cristina Cifuentes ya prohibió, salvo algunas excepciones, la venta física de animales en las tiendas de mascotas, aunque sí se pueden vender por catálogo. En Catalunya y Galicia está prohibido exhibir los cachorros en los escaparates, pero se permite su tenencia en el interior.

La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber (FFW) han estimado que los abandonos de animales después de Navidades supondrán un coste de entre 300 y 400 euros a los ayuntamientos que se hagan cargo de sus cuidados. Para elaborar este estudio, se han apoyado en datos que indican que el 30% de los animales que se compren como regalo durante estas fechas sufrirán procesos de abandono y, en algunos casos, maltrato activo.

Abandono animal en España

El Estudio de Abandono y Adopción , publicado recientemente por la Fundación Affinity, indica que el año pasado fueron recogidos en España más de 137.000 perros y gatos. Son 400 abandonos al día. Una cifra similar a la del pasado año que rompe con la tendencia ligeramente positiva de los últimos años.

«Que sigan dándose tantos abandonos de animales es preocupante, y aún lo es más que no se mantenga y se incremente la tendencia a la baja de los últimos 8 años. Es necesario una mayor intervención por parte de todos los estamentos, tanto públicos como privados, para luchar contra esta situación», denuncia Isabel Buil, directora de la Fundación Affinity.

El informe 'La situación de los animales en España 2018', presentado por el partido animalista PACMA, detalla que las condenas por maltrato animal hacia mascotas en España han aumentado hasta un 400% en un período de tiempo comprendido entre 2011 y 2017.