Rajoy se desmarca de la «huelga a la japonesa» que propone Tejerina para el 8-M

Rajoy, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la sesión de control al Ejecutivo en el Senado. / Kiko Huesca (Efe)

El presidente del Gobierno asegura que no se «reconoce» en el planteamiento que defendió su ministra de Agricultura o la presidenta de la Comunidad de Madrid

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

“Desde luego, no me reconozco en la afirmación de la huelga a la japonesa que ha hecho o no algún miembro de mi partido”. El presidente del Gobierno se ha desmarcado en el Senado de la alternativa que la ministra de Agricultura defendió para conmemorar del Día Internacional de la Mujer. “Si a mí me preguntan -aseguró Isabel García Tejerina el pasado 21 de febrero-, diría que mi manera de celebrarlo sería con una huelga a la japonesa, trabajando más horas y demostrando la capacidad que tenemos las mujeres de este país”. Las declaraciones fueron suscritas un día después por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Esos días el PP, que vio la mano de Podemos tras la movilización, distribuyó un argumentario interno para aclarar que el partido no respalda la huelga feminista convocada para este 8 de marzo por considerar que la movilización “apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres”, es “elitista e insolidaria”, pretende “romper el modelo de sociedad occidental” y resulta “irresponsable”. Desde entonces, sin embargo, los mensajes de la formación conservadora, partidaria de trabajar el jueves, se han ido modulando para dejar claro que existe “desigualdad” y “mucho por hacer”. A esto último se ha aferrado hoy el jefe del Ejecutivo.

En la sesión de control de la Cámara baja, Rajoy ha repasado los datos que, a su juicio, indican que se “transita en la buena dirección”. Según el presidente, se ha recuperado todo el empleo femenino perdido durante la crisis, el número de mujeres empresarias ha crecido en 97.000 y España está mejor posicionada que la media europea en la lucha contra la brecha salarial. “El objetivo es la remoción de los obstáculos que impiden a las mujeres tener las mismas oportunidades que los hombres”, ha zanjado el jefe del Ejecutivo, que reconoce que el acceso a puestos directivos y consejos de administración o la batalla contra la violencia de género siguen pendientes.

Esta visión de los hechos no la comparte el PSOE, que ve al Gobierno actuando “20 o 30 años por detrás de las mujeres de este país”. El portavoz de los socialistas en la Cámara alta ha recordado el recurso de los populares en su día contra la reforma del aborto o los recortes económicos en políticas para garantizar la igualdad. “Anuncie hoy aquí algo, aunque sea a rastras. Comprométase a poner en marcha el pacto de lucha contra la violencia de género. ¡Aunque sea a rastras, anuncie algo, haga algo!”, le ha espetado Ander Gil, que ha reprochado que el PP tildara de elitista la huelga del 8-M.

 

Fotos

Vídeos