Los sindicatos desconvocan los paros de mañana en Loiu y vuelven a negociar

Pasajeros en el aeropuerto de Loiu esperando su turnos para facturar/PEDRO URRESTI
Pasajeros en el aeropuerto de Loiu esperando su turnos para facturar / PEDRO URRESTI

Este lunes, además, se celebrará el juicio por el incumplimiento de los servicios míninos que ha desactivado la huelga de hoy

AINHOA DE LAS HERAS

Los sindicatos CC OO, ELA, LAB y USO han decidido desconvocar los paros de seis horas previstos para el lunes, entre las 18.00 y las 24.00 horas, en el aeropuerto de Loiu ante la propuesta de reabrir las negociaciones por parte de Aena, según acaban de anunciar los convocantes. La jornada de huelga prevista para este domingo ha quedado desactivada al no verse cancelado ningún vuelo de los previstos. Según las centrales, la dirección ha «incumplido los servicios mínimos», por lo que han decidido presentar una demanda y el lunes mismo se celebrará el juicio.

El aeropuerto de Loiu ha operado con normalidad en la tercera jornada de huelga convocada por trabajadores este domingo. Según informa Aena, no se ha registrado ninguna cancelación. Pese a ello los viajeros llegaban con la incertidumbre de si su vuelo va a ser uno de los afectados.

Así estaban Blanca y Txetxu, una pareja de San Sebastián que esta mañana volaba a París para ir a visitar los castillos del Loira. Y voló. Su vuelo tenía hora de salida a las 10.15 y ha despegado sin retrasos. Pero hasta que se vieron dentro, se mostraban preocupados. «Llevamos todo el mes pendiente de si se iba a suspender o no el vuelo. Hemos ahorrado para las vacaciones y que te toque esto es un fastidio».

«Preocupados» sí, pero también se mostraban comprensivos con los trabajadores en huelga. «Tendrán razón. La voluntad de los huelguistas no es hacer daño a los usuarios», comentaba Blanca, profesora de Primaria prejubilada en la concertada.

Este domingo por la mañana su vuelo ha salido con normalidad, igual que el resto. Aunque saben lo que es verse atrapados por el conflicto en el aeropuerto porque les pasó cuando volvían en abril de Roma. «Estuvimos una hora dentro del avión sin poder salir», relataba la pareja que, por precaución, no ha facturado el equipaje y viajaban solo con las mochilas de mano.

Los sindicatos preveían este sábado que al menos podían cancelarse una quincena de operaciones, aunque de momento todos los aviones están saliendo. Los enlaces que más posibilidades tenían de ser cancelados son los de Madrid, Barcelona, Munich, París, Amsterdam y Fráncfort de las compañías Iberia, Air Europa, KLM, Lufthansa y Vueling, entre otras, que han sido declarados «no protegidos» por los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento.

Son las compañías las que deciden qué vuelos cancelan en función de las directrices que marca Fomento. Por ejemplo, con París sólo se pueden anular el 57% de las operaciones de la jornada, el resto no se pueden tocar.

Este domingo estaban previstas en la terminal vizcaína 143 operaciones con 22.078 asientos reservados. Fuentes de Aena aseguraban el sábado, sin embargo, que «no había cancelaciones comunicadas». No obstante, las aerolíneas han ido informando a los viajeros damnificados, que se calculaba podrían ser unos 2.400, de que sus billetes podían peligrar. A algunos les han reubicado en otros aviones u otros días. Otros se habrán querido asegurar las conexiones mediante el transporte por tierra, por lo que es de prever que no haya muchos pasajeros que se queden tirados.

Los sindicatos han convocado 14 días de huelga entre julio y agosto, que coinciden con los domingos, y cuatro jornadas más con paros. El lunes iba a ser uno de estos días, con afecciones durante seis horas, pero finalmente los sindicatos han desconvocado los paros en Loiu para volver a negociar.

En la primera jornada de huelga quedaron en tierra 3.000 viajeros; la segunda también se suspendió para intentar llegar a un acuerdo. La última reunión que mantuvieron los convocantes y la dirección del aeropuerto el pasado miércoles duró una hora y no se llegó a el ansiado entendimiento.

«No pedimos dinero»

Este lunes estaban llamados a la huelga un total de 157 trabajadores, que pertenecen al departamento de Operaciones, quienes ponen la información de salidas y llegadas en los paneles, los que asignan los fingers a cada avión..., también los señaleros, bomberos, técnicos de mantenimiento y de prevención de riesgos laborales y administrativos, entre otros. No afecta a los 3.000 empleados de las compañías aéreas. Los huelguistas se quejan de que la carga de trabajo ha crecido en los últimos años de una manera desproporcionada con respecto al aumento del personal.

Así, en el último lustro, el tráfico aéreo ha crecido un 50% y supera ya los cinco millones de pasajeros al año. Mientras, la plantilla sólo se ha incrementado un 16% desde 2015. «No podemos seguir asumiendo ese incremento. No pedimos dinero, ni un nuevo convenio, sino empleo, que se contrate gente para reforzar todas las áreas de actividad», plantea José Manuel Lorenzo, portavoz de CC OO en la terminal.