¿Quieres ser más productivo en septiembre? Escucha música

¿Quieres ser más productivo en septiembre? Escucha música

Según investigaciones, las personas que escuchan música mientras trabajan son más felices, productivas y resolutivas

Septiembre es por excelencia el mes de la vuelta al trabajo. El comienzo de la rutina se hace cuesta arriba. La nostalgia por los días de vacaciones nos complica (y bastante) nuestro rendimiento. Pero todo esto podría tener una solución más sencilla de lo que crees. Según un estudio realizado por Robert Half, y facilitado por Spotify, la mayoría de trabajadores que escuchan música a través de auriculares son más felices, más productivos y consiguen ser más resolutivos a los problemas que se presentan en el día a día.

La plataforma informa que las opciones favoritas cuando se trata de escuchar música en el trabajo son: 'Lo-Fi Beats' y 'Peaceful Piano'. Ambas están compuesta por medios tiempos y melodías relajantes, adecuadas para tareas que requieran concentración.

En cambio, para realizar un trabajo más creativo los usuarios prefieren escuchar temas instrumentales y electrónica suave.

Está comprobado que la música tiene el poder de influenciar nuestro estado mental y nuestra habilidad para hacer cosas como un acelerador de productividad. Entonces, saber qué tipo de melodías generan determinados estados mentales y sentimientos nos permite ponerlas a jugar a nuestro favor. Por ejemplo, cuando escuchamos música que disfrutamos, nuestro cerebro libera el neurotransmisor dopamina, que nos hace sentir bien y reduce el estrés y la ansiedad. En un estudio de un metaanálisis de 400 investigaciones del tema publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences se analizó el efecto de la música en pacientes que tenían que someterse a una cirugía. Se les pidió que escucharan música que les gustara o tomaran un ansiolítico y se hicieron las comparaciones de los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Los que escucharon música sintieron menos ansiedad y estrés que los que tomaron el ansiolítico.

El neurólogo británico Oliver Sacks estudió por más de 40 años al cerebro humano, y en su libro 'Musicofilia' desentraña los «milagros» cognitivos que produce la música en las personas y como resulta en una herramienta curativa. Sacks explica que no hay un único punto en el cerebro que procese la música, sino que hay entre 20 y 30 redes neuronales esparcidas en todas las regiones que analizan diferentes componentes de la música desde su estructura hasta la melodía.

Friedrich Nietzsche decía que «sin música, la vida sería un error», nosotras creemos que además tendríamos una vida menos productiva.