Se prevé un arranque del verano muy caluroso

Margarita Martín
La delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco, Margarita Martín, ha ofrecido este jueves en San Sebastián un balance meteorológico de la primavera, así como una predicción del tiempo para este verano. / EFE

AEMET pronostica un verano con precipitaciones normales o ligeramente altas y temperaturas normales tirando a un poco más cálidas de lo habitual

ELENE MENDIOLA

El verano arranca con buen tiempo y temperaturas calurosas. Eso sí, se hará esperar unas horas, puesto que a las 17.54 de este viernes, cuando la estación entre oficialmente, Gipuzkoa todavía padecerá cielos nublados y alguna precipitación. Pero todo cambiará a partir del sábado, cuando se espera un aumento considerable de las temperaturas. Así lo pronostica Aemet Euskadi, que prevé un final de junio muy caluroso y sin precipitaciones continuadas, aunque puede haber alguna que otra tormenta.

La predicción para los próximos días es de un tiempo nublado a primera hora de la mañana, con apertura de claros por la brisa a mediodía y nada de precipitaciones hasta el domingo; a partir del lunes, día de San Juan, empiezan a predominar los vientos del sur y la inestabilidad atmosférica, con la posibilidad de que los días acaben con tormenta. Después habrá una potente entrada de calor, que afectará al sureste peninsular, por lo que el País Vasco no quedará muy afectado. En los últimos días de este mes, 29 y 30, se dará un cambio radical: vuelve el anticiclón de las Azores y los vientos provenientes del noroeste.

En cambio, para el conjunto del verano se prevé que las temperaturas y las precipitaciones se aproximen a las de años anteriores. Para lograr datos más exactos, se utilizan el modelo del Centro Europeo, que es el más empleado y que tiene buenos resultados en interior, y el modelo Oceánico. La información sacada de ambos muestra un verano con precipitaciones normales o ligeramente mayores de lo usual, con un 10% más de lluvias como mucho, y una temperatura cálida o normal, con unos 19,5º de media. Las anomalías que pueden hacer variar las predicciones se darán en el mes de julio.

Así fue la primavera

Marzo
Predominio de temperaturas cálidas o muy cálidas y con pocas precipitaciones.
Abril
Mes cálido o muy cálido y normal o seco en cuanto a precipitaciones.
Mayo
Frío en la mayoría del territorio vasco y muy húmedo en Gipuzkoa.
Junio
Se remarca la presencia de la borrasca Miguel.

Por lo que respecta a España, las previsiones son las siguientes: «En el norte y este de la península y Baleares hay una menor probabilidad de que el verano sea más cálido de lo normal» y respecto a las precipitaciones, «se espera que se encuentren dentro de lo habitual», añaden desde Aemet.

Frío en primavera

En lo que respecta al resumen meteorológico de la primavera que realiza el organismo, Margarita Martín, delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco, comentó este jueves que esta ha sido una primavera poco usual. Por lo general, marzo comienza frío y la temperatura va aumentando a medida que llega el verano. En cambio, este año marzo fue un mes caluroso y seco, mayo frío y bastante lluvioso y «junio, aunque empezó muy cálido, ha traído consigo alguna borrasca intensa -la borrasca Miguel, con vientos cercanos a los 100km/h en Bizkaia y lluvias persistentes durante varios días-, además de la galernilla del 17 y la galerna del 18 en la costa», detalló Martín.

Margarita Martín, delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco
Margarita Martín, delegada territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco

Los datos recogidos en los observatorios principales del País Vasco han mostrado un marzo en el que han predominado las altas presiones, lo que ha resultado en un mes cálido o muy cálido, con pocas precipitaciones en todo el territorio y rachas de viento destacables, por encima de 90km/h el día 6 en Álava.

De igual manera, abril ha sido cálido o muy cálido y normal en cuanto a precipitaciones, según los observatorios de Igueldo y Foronda, o seco, según los de Hondarribia y Loiu. Hubo nieve a principios de abril, una galerna el día 14 y un viento muy fuerte el 17, también con rachas por encima de los 90km/h en Álava.

Después llegó mayo, con temperaturas más frías en la mayoría del territorio vasco -excepto en el observatorio de Aquarium, donde resultó normal-, rozando la efemerides: solo hay constancia de que mayo de 1984 tuviera temperaturas más bajas. Fue también un mes muy húmedo en Gipuzkoa, con inundaciones del 18 al 19.

«La tecnología 5G puede afectar a los satélites»

Desde Aemet Gipuzkoa han querido poner de manifiesto las complicaciones que la tecnología 5G puede ocasionar en la previsión meteorológica. Aunque parezca que la red de telefonía móvil poco tiene que ver con los satélites que predicen el tiempo, la realidad es que ambos tienen una frecuencia muy parecida: 23GHz la primera y 23GHz los segundos. Es esto lo que hace posible detectar el vapor de agua en la atmósfera a través de la radiación. Margarita Martín Giménez, delegada territorial de la Aemet en el País Vasco, ha avisado de «la peligrosidad que supondría la recepción de una información errónea, puesto que no se podría reaccionar ante catástrofes meteorológicas».