Los Presupuestos dedican 1.295 millones a la escuela pública y 643 a la concertada

La consejera Cristina Uriarte durante la apertura de este curso escolar en una ikastola./
La consejera Cristina Uriarte durante la apertura de este curso escolar en una ikastola.

Los dos sectores educativos recibirán más financiación en 2019, un 8,5% de crecimiento en centros públicos y 3,2% en los subvencionados

Marta Fdez. Vallejo
MARTA FDEZ. VALLEJO SAN SEBASTIÁN.

El Proyecto de Presupuestos para 2019 muestra el reparto de los recursos entre las dos redes educativas, uno de los asuntos que provoca más fricciones a la hora de alcanzar un acuerdo sobre la propuesta del futuro modelo educativo en Euskadi del Departamento de Educación. El Gobierno Vasco dedicará 1.295,5 millones de euros para la escuela pública y 643,3 millones para el pago de los conciertos educativos a la red privada-subvencionada.

La partida destinada a la red pública aumenta un 8,5% respecto al proyecto de Presupuestos de 2018; mientras que en el caso de los centros concertados ese incremento es menor, del 3,2% (19,5 millones más). El Gobierno Vasco destaca en la memoria explicativa de los Presupuestos que se contempla «un impulso adicional» a la mejora de la enseñanza «a través de la expansión de los conciertos educativos y de las inversiones en infraestructuras».

Los fondos que manejan ambas redes, que acogen a un número similar de alumnos, adquieren una especial relevancia en un momento de debate del pacto educativo en Euskadi. El documento que recoge la propuesta del Gobierno Vasco para la enseñanza, y que quiere servir de base para una nueva ley educativa, se ha encontrado con el rechazo de agentes de la escuela pública porque reclaman una mayor financiación al considerar que su red debe ser el eje central del sistema. Por su parte, el sector concertado, colegios de Kristau Eskola e ikastolas, defienden que cumplen también un servicio público y piden más recursos. Creen «injusto» que con la subvención actual solo pueden cubrir un 70% de sus gastos y se ven «obligados» a cobrar cuotas a las familia.

La consejera de Educación destacó ayer el aumento del 4,5% en las cuentas para 2019. Valoró la apuesta que se hace «por el personal educativo y sus condiciones laborales, por la Universidad del País Vasco y la investigación». A juicio de Cristina Uriarte «tenemos un buen presupuesto para el año que viene».

Además de la mejora en las condiciones salariales del personal público, se ha dado prioridad a ofrecer la gratuidad de las escuelas infantiles para rentas inferiores a 18.000 euros, con un incremento en la aportación al consorcio Haurreskola de 4,5 millones. Estas escuelas infantiles públicas recibirán 47,5 millones, a la vez que se subvenciona la oferta privada y la oferta municipal de plazas.

La enseñanza universitaria dispondrá de 328 millones, un 2,5% más. La UPV aumentará sus fondos en 10 millones. Y también subirán las inversiones en infraestructuras y equipamientos. El dinero que se dedica a las etapas de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional supone el 73,5% del total del gasto en Educación.