La natalidad en Gipuzkoa se desploma a cifras de hace más de veinte años

La natalidad en Gipuzkoa se desploma a cifras de hace más de veinte años

El año pasado vinieron al mundo 5.592 guipuzcoanos, dos más que en 1996, lo que confirma un retroceso del 23% en la última década

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

No son gratuitas las alusiones que de un tiempo a una parte las administraciones hacen a la necesidad de incrementar el número de nacimientos. Suena un río de políticas de fomento de la natalidad y lleva agua: datos sobre una disminución constante de nacimientos que nos retrotraen veinte años en en el tiempo. No habían venido al mundo tan pocos niños guipuzcoanos desde 1996. El año pasado nacieron en el territorio 5.592 bebés, dos más que en aquel lejano ejercicio. Asoma sequía.

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado este martes una tendencia acusada durante la última década con su encuesta sobre 'Movimiento Natural de la Población'. Desde 2008 hasta 2017 los nacimientos han descendido en Gipuzkoa un 23%. Aquel año en el que el territorio entraba en el túnel de la crisis llegaron al mundo 7.239 nuevos guipuzcoanos. A partir de ahí, los aspirantes a tener descendencia se lo empezaron a pensar más. Tanto que solo nueve años después el mismo indicador se reduce en 1.647 niños y niñas.

El desplome ha sido, además, severo durante el último año de la serie. La gráfica venía en claro sentido descendente pero entre 2016 y 2017 la caída se ha intensificado: 425 nacimientos menos en 365 días, lo que supone un retroceso de más de un 7% solo en un año. Semejante paso a trás solo es comparable con el que tuvo lugar entre 2012 y 2013, donde llegó a ser del 9%.

Gipuzkoa ha registrado en 2017 425 nacimientos menos que un año antes, una caída de más del 7%

España, en cifras de posguerra

Gipuzkoa no se comporta en este apartado como una isla. Los números de Euskadi siguen la misma lógica, con una caída durente el último año del 6,5%, solo superada en España por Castilla y León (7,1%) y Melilla (7,3%), muy lejos curiosamente del leve retroceso, del 2,5%, de Navarra. De hecho, la tendencia, si cabe, es más alarmante en la comunidad autónoma. Desde 2010, la natalidad se ha achicado un 20%, desde los 21.170 nacimientos de hace ocho años hasta los 17.069 del último registro de 2017. Cobra así sentido el mensaje que esta misma semana ha subrayado el consejero de Hacienda y Economía del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, de que la demografía, y en especial la natalidad, constituye uno de los retos estratégicos de su gestión.

Solo Castilla y León y Melilla experimentan retrocesos mayores que Euskadi el último año

En este contexto, ni siquiera el brote verde puesto sobre la mesa por el Eustat -esta semana en los Cursos de Verano de la UPV- al proyectar un incremento de la tasa de fecundidad en Euskadi desde el 1,3 hasta el 1,7 de aquí a 2060 garantiza que la natalidad no siga descendiendo. Y es que el número de mujeres en edad fértil empieza a caer y lo hará de forma más abrupta en los próximos años.

Sirva de consuelo o agudice el pesimismo, el balance en el conjunto del Estado impacta. La tasa de natalidad se sitúa en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes y es la más reducida de toda la serie histórica, que se remonta a 1976. Es más, la diferencia entre nacimientos y muertes alcanza cifras de 1941, en plena posguerra.

Preguntas más frecuentes para las ayudas por hijo y la conciliación

¿Qué plazo tengo para solicitar la subvención por nacimiento, adopción o acogimiento familiar preadoptivo? ¿Y qué impreso debo de presentar?:
La solicitud ha de presentarse en un plazo de tres meses a partir de la fecha de nacimiento o de la resolución judicial de adopción o acogimientomediante la cumplimentación del impreso inicial denominado 'I', junto con la documentación necesaria.
En los años posteriores al nacimiento o adopción ¿Tengo derecho a alguna ayuda?:
Se tiene derecho a ayuda en los siguientes casos: Segundos hijos/as, en el año natural en el que el niño cumple un año, y terceros y sucesivos hijos/as cuando cumplen 1,2,3,4,5 y 6 años de edad.
Si al niño por el que he solicitado la ayuda le han reconocido una minusvalía ¿tengo derecho a algún tipo de ayuda especial?:
El reconocimiento de una minusvalía mayor o igual al 33% da derecho a duplicar la cantidad a conceder.
¿Hay que declarar en el IRPF las ayudas por nacimiento o están exentas?:
Tanto las ayudas por nacimiento como por conciliación de la vida laboral y familiar, en las normas forales aprobadas hasta ahora en los tres Territorios (Araba, Gipuzkoa y Bizkaia) figuran, expresamente, como rentas exentas del impuesto. No obstante, puesto que dichas normas puede variar de un año a otro, habrá que estar pendiente.
¿Cuándo debo presentar la solicitud para las ayudas a la conciliación?
El plazo de presentación de la solicitud inicial de la ayuda comienza una vez se haya cumplido el período mínimo exigido de 59 días continuados en situación subvencionable.
¿Durante cuánto tiempo puedo recibir la subvención por conciliación?:
Para la excedencia laboral (para cuidar a hijos o a hijas menores de 3 años): 900 días naturales, sin que ningún miembro de la pareja pueda superar los 548 días naturales, o 2.190 días para el conjunto de la vida familiar, sin que ninguno pueda superar los 1.460 días naturales. Para la reducción de jornada (para cuidar a hijos o a hijas menores de 12 años): 2.556 días naturales de disfrute por etapa para la pareja, sin que puedan superar los 1.278 días naturales, o 7.668 días naturales, sin que ninguno supere los 3.834 días naturales. Hay periodos ampliables por parto, adopción, tutela o acogimiento múltiple, por custodia compartida tras separación o divorcio y en el caso de familias monoparentales.
¿Qué ocurre cuando se solicita una subvención si se trabaja en jornada parcial?:
El contrato parcial conllevará el traslado de su porcentaje a los importes establecidos para cada situación. Siendo esto así, cuando la persona que haya solicitado la excedencia o la reducción de jornada estuviera contratada para una jornada laboral de duración inferior o la actuación subvencionable -excedencia laboral o reducción de la jornada de trabajo- se haya ejercitado por períodos inferiores a 365 días naturales, la cuantía de la ayuda se determinará de forma proporcional.