El Parlamento Vasco insta a suprimir el límite de conciertos en establecimientos hosteleros

El Parlamento Vasco insta a suprimir el límite de conciertos en establecimientos hosteleros

PNV y PSE se abstienen, aunque asumen la necesidad de revisar el reglamento, cuya entrada en vigor estaba prevista para abril

EFE

El Pleno del Parlamento Vasco ha instado este jueves al Gobierno Vasco a que elimine la prohibición de organizar más de doce conciertos en establecimientos hosteleros que no disponen de licencia, recogida en un reglamento que desarrolla la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas y que ha provocado un gran rechazo en el sector artístico y hostelero vasco.

La Cámara vasca ha aprobado la enmienda de EH Bildu y Elkarrekin Podemos al reglamento con el apoyo de PP y la abstención del PNV y PSE. La iniciativa no obliga al Gobierno Vasco a cumplir este mandato parlamentario, aunque representantes de los dos partidos que conforman el Ejecutivo, nacionalistas y socialistas, compartieron la necesidad de que se lleve a cabo una «reflexión» sobre este asunto. El debate ha sido seguido en la Cámara por miembros de la plataforma cultural Arteak Ireki, que habían censurado un reglamento cuya entrada en vigor estaba prevista para abril, a su juicio, un ataque a la cultura.

Perspectiva de género

El Parlamento insta ahora al Gobierno Vasco a dejar sin efecto la prohibición. También solicita al Ejecutivo que en el plazo de seis meses comparta y adapte, junto con Eudel, hosteleros, agentes culturales, artistas, creativos y aficionados a la cultura, el reglamento para decidir «de forma consensuada» los criterios y las condiciones a cumplir por las diferentes categorías de locales. Asimismo en la iniciativa aprobada el Parlamento pide al Gobierno Vasco que actualice con perspectivas de género dicho reglamento para promover medidas que potencien los trabajos realizados por mujeres.

Durante el debate, impulsado por EH Bildu, el parlamentario de la coalición soberanista Josu Estarrona ha calificado esa medida prohibitiva de «caza de artistas» y ha reprochado al Gobierno Vasco que haya creado «un problema donde no había problema». Edurne García (Elkarrekin Podemos) ha tachado de «sinsentido» esa medida que «deja de lado a la cultura» y ha defendido el «derecho básico» de acceso universal a la cultura de toda la ciudadanía. Borja Sémper (PP) ha considerado que la prohibición de más de doce conciertos anuales es «profundamente equivocada», un «despropósito» y no tiene «ni pies ni cabeza».

Desde los partidos que conforman el Gobierno Vasco, Gorka Alvarez (PNV) ha dicho que su partido ve con «buenos ojos» la voluntad del Gobierno Vasco de revisar el reglamento para conciliar los diferentes intereses pero ha insistido en que en su elaboración han participado distintos sectores.

En esta línea ha ahondado Txarli Prieto (PSE), quien ha recordado que el reglamento ha sido «compartido» con los ayuntamientos para su elaboración, aunque ha reconocido que es «razonable que se revise» para buscar «armonía».