Carlos Sanz: «Me he sentido papá-lobo»

En familia. Carlos Sanz, en 2001 con su hija Blanca en el interior de la lobera. / MIGUEL SANZ
En familia. Carlos Sanz, en 2001 con su hija Blanca en el interior de la lobera. / MIGUEL SANZ

Carlos Sanz empezó cuidando una camada en 'El hombre y la Tierra' y ha criado ya más de cien lobos. Nos los 'acerca' en el Centro de Castilla y León dedicado a este animal

Isabel Ibáñez
ISABEL IBÁÑEZ

Estudiaba Biología cuando contactó con Rodríguez de la Fuente para una actividad universitaria. Era 1975 y Félix ofreció a algunos alumnos colaborar en 'El hombre y la Tierra' cuidando de una camada de lobos ese verano; mientras el resto regresaba a clase en otoño, Carlos Sanz se quedó cinco años, a costa de terminar un curso después la carrera... y aprender mucho más. Acabó considerándole un 'padre', y le dio a conocer el animal al que ha consagrado su existencia. Hay que oírle aullar... Una experiencia que puede vivirse en el Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León (Zamora); inaugurado en 2015, ha recibido más de 90.000 visitantes. «El público no puede interactuar con ellos, pero sí verlos de cerca en los miradores. Los atraemos para que los fotografíen y comprueben que no son tan fieros como los pintan. Es uno de los objetivos, perder el miedo que tenemos influenciados por cuentos, historias de hombres lobo y fábulas que lo han considerado cruel, sanguinario y casi diabólico. La mayoría se va con otra imagen y muchos repiten y traen a otros».

- Tendrá sus 'lobos especiales'...

- He criado más de cien para programas, películas y documentales; y muchos me han dejado vivencias imborrables: 'Nerón', 'Blanca', 'Freya', 'Mowgli', 'Íbero', 'Inti', 'Roma'... Pero el que recuerdo con más cariño es 'Chispa', nacida salvaje en Asturias en 1994 y que formó parte de mi vida y mi familia lobuna durante 15 años. Fue la más noble y cariñosa de 'mi manada' y sacó adelante cuatro camadas. Me permitió estar con ella en los partos (que filmamos dos veces para TVE), dejando a mis hijos entrar en la lobera y arrancarle los lobeznos de sus pezones mientras los amamantaba. Se ve en la foto que sacó mi hijo Miguel con 12 años. Mi hija Blanca tenía 10.

- A algunos los alimenta con biberón. Se sentirá... ¿padre?

- Cuando un lobo, oso o león es criado por un ser humano suele considerarle su progenitor; los etólogos lo llaman 'troquelado' o 'impronta'. Y ese vínculo suele mantenerse. Lo he experimentado muchas veces, me he sentido 'papá-lobo'. Y te ven normalmente como el jefe de la manada, aunque durante el celo eres un 'competidor'.

- ¿Ha llorado por alguno?

- Cuando has visto morir a muchos animales (y algunas personas) el corazón se 'endurece' y procuras guardarte los sentimientos. Pero siempre hay compañeros y compañeras de viaje que echas de menos cuando se van... He llorado cuando perdí a 'Inti', un lobazo de 5 años noble y cariñoso al que vi nacer en 1997, y cuando falleció su madre, 'Chispa', con 15 años.

- ¿Comprende sus aullidos?

- Los lobos tienen un 'lenguaje' complejo con posiciones de cuerpo, orejas y rabo, expresiones de cara, fruncimiento de belfos... Además de marcajes con orines y excrementos. Y con los aullidos mantienen unida a la manada y marcan territorio. Yo aúllo con los que he criado y cuando me responden se crean auténticos coros...

- ¿Cuánto daño le hace el hombre feroz? Ponen cebaderos usando burros para darles caza...

- Ya en el Neolítico, el lobo se convirtió en competidor del hombre, que siempre ha intentado erradicarlo, llegando casi a exterminarlo en Europa Occidental y parte de Norteamérica. Pero, en los 70, empezaron a considerarlo fundamental en el equilibrio de ecosistemas, y hoy goza de cierta protección. Esa 'buena noticia' provoca conflictos entre ganaderos, cazadores, conservacionistas y las administraciones. Hay que buscar consenso, evitar posturas intransigentes, tanto de quienes pregonan que es incompatible con la ganadería y quieren acabar con él como del que lo ve como un 'dios intocable'.

El accidente

- En 2016, alguien quiso liberar unos ejemplares del Centro...

- Sería un insensato que quería hacer daño al parque, porque cualquier defensor de los animales sabe que estos no sobrevivirían en la Sierra de la Culebra; los lobos salvajes acabarían con ellos.

- Ese día sufrió el primer ataque de un lobo en 40 años...

- Aquella situación provocó estrés y temor a los animales. Una loba se escapó y hubo que recuperarla. Al día siguiente, 'Jara' y 'Dakota', que estaba a punto de parir, empezaron a pelear. Y al intentar separarlas yo, 'Atila' 'pensó' que iba a hacer daño a su pareja y por instinto la defendió y me atacó. Menos mal que 'Sauron' se abalanzó hacia él, porque ya me tenía dominado en el suelo... Así que un lobo me sacó de la boca de otro, se enzarzaron entre ellos y pude salir. Todo quedó en un susto, mis heridas curaron y en tres semanas estaba con ellos. Pero la 'hazaña' de un irresponsable pudo acabar en tragedia.

- ¿Qué fue de 'Atila'?

- Primero no nos fiábamos mucho el uno del otro, pero fuimos recuperando el respeto y la confianza. Han pasado dos años y no ha vuelto a manifestar agresividad conmigo, le doy de comer en la mano, le acaricio y somos 'amigos'. Es el lobo más imponente y fotogénico.

- ¿Y si nos sale uno en el bosque?

-Es muy improbable. Nos oyen, huelen y ven mucho antes que nosotros a ellos y se alejan por la cuenta que les tiene... Pero si tienes el privilegio de toparte con uno, no temas. Disfruta de esos segundos únicos e irrepetibles... Ningún lobo salvaje sano ataca a una persona. No hay datos de ataques a personas en España en el último medio siglo, ni casi en el resto del mundo... Pero cada año se producen miles de ataques de perros... Unos tienen la fama y otros cardan la lana.

Biólogo de campo y fotógrafo naturalista

es uno de los mayores expertos en el lobo ibérico. Nació en Madrid en 1955. Coautor del libro 'Amigo lobo' y autor de la exposición itinerante 'Amigo lobo. Leyenda y realidad del lobo ibérico'. Ha firmado cientos de artículos y dirigido documentales, además de participar en programas como 'El hombre y la Tierra' y 'La España Salvaje'. Ha recibido numerosos premios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos