El nuevo reto viral de moda: escribir a tu vecino (de número móvil)

El nuevo reto viral de moda: escribir a tu vecino (de número móvil)

Se trata de contactar por Whatsapp con los números anteriores y posteriores de su número de móvil

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Los retos virales son como las modas. Se extienden muy rápidamente y copan las redes sociales, pero al cabo de un tiempo la euforia se desvanece y acaba desapareciendo, fruto del desgaste que genera la constante repetición. Uno de los pioneros y también más populares fue el 'Ice bucket challenge', el reto del cubo de hielo, que consistía en tirarse por encima un cubo de agua helada. En ese caso, además, los retos tenían el objetivo solidario de visibilizar la lucha contra el ELA.

Después vinieron muchos más. Algunos que ponían a prueba a sus participantes, como aguantar en plancha abdominal el mayor tiempo posible, o desenroscar el tapón de una botella de una patada voladora. Otros de dudoso sentido, como el de bajarse de un coche en marcha para bailar una canción o el de echarse a la cara una bolsa llena de polvo de carbón (este último no tuvo mucho recorrido por las consecuencias médicas que tuvo para algunos que lo probaron).

Estos retos inundan los dispositivos electrónicos a su paso y, como llegaron, se van. El último grito en 'challenges' virales tiene un objetivo más social, de poner en contacto a personas que no se conocen entre sí, y que ni siquiera viven cerca las unas de las otras. Se trata del reto de escribir a tu vecino. Y no de puerta o de bloque, sino de teléfono móvil. Son muchos los que ya se han puesto a ello y han contactado a través de 'Whatsapp' con los contactos cuyo teléfono móvil termina en el números anteriores y posteriores al suyo. Por ejemplo, si su teléfono movil termina en 5223, su vecino de arriba sería el 5224 y el de abajo el 5222.Vecinos de móvil, como se llaman ahora.

Lo que triunfa del reto en sí son las reacciones de quienes son contactados. La mayoría reacciona pensando que se trata de una tomadura de pelo, se cabrea y bloquea a su vecino virtual. Otros entran al trapo y mantienen una conversación, muchas veces veces surrealista. El tema es compartir capturas de dichas conversaciones a través de Twitter o Instagram para que el resto de seguidores las comenten. Algunos incluso comparten las fotos de perfil de sus usuarios vecinos, en los casos en que estos parecen algo excéntricos o siniestros.

En los casos en los que los vecinos contactan con éxito, incluso prueban a crear grupos con los vecinos de toda la terminación, del 0 al 9. Las nuevas comunidades de vecinos son ahora virtuales. No obstante, muchas voces critican este juego, por lo invasivo y por lo, según señalan algunos, peligroso que puede ser el hecho de contactar con personas totalmente desconocidas.