Los mayores vascos claman contra los malos tratos que padece su colectivo

J. L. O. SAN SEBASTIÁN.

Entre el 4% y el 12% de los mayores residentes en Euskadi padecen malos tratos físicos, psíquicos o ambos a la vez, es decir, entre 4.000 y 12.000 personas. ¿Por qué esta disparidad, está horquilla tan amplia? Los estudios efectuados en los últimos años en la comunidad autónoma constatan la dificultad de afinar mucho más ya que por norma general los afectados se niegan a reconocer que son víctimas -en la gran mayoría de los casos los agresores son miembros de su propia familia o cuidadores-, y mucho menos acudir al juzgado o a una comisaría a interponer una denuncia. Lo que sí dejan claro los diferentes informes es que es un «problema grave» que va en aumento.

Con motivo de la celebración del 'Día Mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez', el Consejo Sectorial de Personas Mayores de Euskadi se reunió ayer en Vitoria, donde aprobó una declaración formal en la que denunció el ostracismo que soportan las víctimas de este tipo de violencia. «Las personas mayores a menudo son objeto de malos tratos o no reciben la atención que merecen, y en general la sociedad no se percata porque lo asocia con un problema del ámbito privado, subestimándolo y desatendiéndolo». Más claro no se puede decir.

Este foro -conformado por responsables de diferentes departamentos del Gobierno Vasco, representantes forales del área social y de los máximos responsables de las asociaciones de jubilados de Euskadi- también quiso hacer hincapié en «las situaciones, lamentablemente frecuentes, que no siempre son consideradas malos tratos, o si lo son se justifican fácilmente». Por ello, el Consejo Sectorial resaltó la necesidad imperiosa de visibilizar y mostrar «el daño que genera» en el colectivo de la tercera edad. Y para no dejar ningún cabo suelto, reclamó un cambio de mentalidad entre la ciudadanía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos