La liberación de ballenas y orcas del mar de Ojotsk será en junio

Greenpeace pide liberación de orcas y belugas del mar de Ojotsk, el pasado 4 de abril en Moscú. /Archivo
Greenpeace pide liberación de orcas y belugas del mar de Ojotsk, el pasado 4 de abril en Moscú. / Archivo

Greenpeace asegura qeu varias belugas requieren de tratamiento inicial y una orca tiene el diente roto

AGENCIAS

La liberación de las orcas y belugas de la «carcel de ballenas» del mar de Ojotsk podrá comenzar a partir de junio, según una decisión cienfífica, de la que informó este jueves la organización ecologista Greenpeace Rusia en un comunicado.

«La conclusión de nuestro concilio radica en que ningún animal tiene contraindicación alguna, tanto por su estado de salud como por sus condiciones físicas para ser liberados a su medio natural», declaró el subdirector del Instituto de Investigaciones Científicas de Acuicultura y Oceanografía de Rusia , Viacheslav Bízikov.

Según Greenpeace, varias belugas requieren tratamiento inicial y una orca tiene un diente roto, pero en general se comenzarán a hacer los preparativos para liberar a los cetáceos.

A mediados de mayo está prevista otra reunión del concilio, en la que los expertos estudiarán los planes individuales de adaptación y liberación de los animales.

«Durante esta etapa contamos con la cooperación del equipo de (el oceanólogo francés) Jean-Michel Cousteau», añadió Bízikov. El concilio no abordó el estatus jurídico de las orcas y las belugas.

Las compañías de pesca que retienen actualmente a los animales afirman que las 10 orcas y las 87 belugas son de su propiedad, por lo que todavía las entrenan para su eventual venta a acuarios chinos.

Los pescadores afirman que la decisión sobre la libertad de los cetáceos no debe ser tomada por científicos o funcionarios, sino en los tribunales.

Después de casi medio año de denuncias, inacción oficial y la muerte de varios cetáceos, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó al Gobierno que encontrara una salida a la situación en el Centro de Adaptación de Mamíferos Marinos situada en una bahía cerca del puerto de Najodka, bañado por el Pacífico.

Los grupos conservacionistas llevan meses alertando sobre el precario estado de las 87 belugas, 11 orcas y 5 crías de morsa, después de que se frenara su venta a acuarios y delfinarios chinos a cambio de varios millones de dólares.

Más de 165.000 personas firmaron una petición al presidente ruso con la demanda de liberar a estos mamíferos marinos de su encierro.