«Se tiene que invertir más en integración educativa y social»

Cabrera lamenta que ante la llegada de menores inmigrantes «prima más el egoísmo y la imprevisión que cualquier otra política»

A. A. SAN SEBASTIÁN.

Euskadi es una de las cuatro comunidades autónomas que más menores extranjeros acoge. Solo en Gipuzkoa, el año pasado se atendió a 561 chicos, el triple que en 2015. Los recursos, saturados, se han tenido que ampliar.

- ¿Las comunidades que han hecho mejor los deberes, con redes de acogida más amplias, están saliendo desfavorecidas?

- Lo que hay que subrayar es que la migración es un desafío transversal y se necesita una respuesta integral. Y ahora prima más el egoísmo y la imprevisión que cualquier otro tipo de políticas.

- ¿Cada comunidad se quiere quitar a estos menores de encima?

- De hecho, en los últimos años, hemos tenido malas praxis de llevar a chavales o pagarles billetes, siendo menores de edad. Se les ha favorecido con dinero público, cuando eso evidentemente es una falta clara a los propios valores de protección a la infancia.

- Algunos territorios piden que se establezcan cupos para que ese reparto sea equitativo.

- Hay una responsabilidad en las competencias, es decir, que si no se atiende en todos los lados de la misma manera, el flujo va a seguir teniendo movilidad. Y luego también hay una responsabilidad a nivel estatal, porque la norma por la cual se rige todo el sistema está obsoleta.

- Los países europeos han llegado a un acuerdo de mínimos y pretenden que la acogida por países sea voluntaria y no obligatoria. ¿Qué opina?

- Se invierte muchísimo dinero en agencias supranacionales en seguridad, como el Frontex, pero no tenemos ninguna agencia especializada en integración educativa y social del colectivo, cuando los dos aspectos deberían tener por lo menos la misma importancia. Hasta que no vayamos a una Agencia de Protección del Menor será muy difícil evitar la movilidad de este colectivo. Les estamos haciendo aún más vulnerables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos