«¿Si la AVC era más 'incómoda' con Canedo? A veces debemos ir de la mano con el Gobierno»

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Alba Urresola cumple dos años como presidenta de la AVC. Buen momento para hacer balance y dibujar el presente y futuro del órgano.

- De su predecesora en el cargo, Pilar Canedo, siempre se habló de que resultaba 'incómoda' para la administración por sus investigaciones y sus manifestaciones. ¿Ha dejado de ser la AVC 'incómoda' con Alba Urresola?

- Eso habría que preguntárselo a otras personas. Nosotros al final somos un órgano de control que en Euskadi tenemos una función y aportamos calidad institucional. Yo no diría que somos incómodos. Defendemos la competencia en el mercado con una absoluta responsabilidad. No hay que confundir la acción del Gobierno o la administración contraponiéndola a nuestra actividad. Nosotros muchas veces avalamos las actuaciones del Ejecutivo. No hay que tener esa visión de intereses contrapuestos, en ocasiones debemos ir de la mano del Gobierno y en otras hacer recomendaciones o expresar otros puntos de vista, pero nuestras acciones son complementarias.

- ¿Cómo marcha la actividad en este ejercicio?

- A buen ritmo. El pasado año se recaudaron 4,8 millones de euros. En 2019, se ha incoado un expediente sancionador, se han emitido cuatro resoluciones y el consejo también ha resuelto seis informes y se han realizado dos estudios. Tenemos un plan de actividad para este año que sigue un poco la línea de las actuaciones de 2018 que se basa en esas acciones estratégicas. Seguimos con la defensa de la competencia con las investigaciones y en la parte de la promoción tenemos una actividad intensa en la que debemos destacar la guía de Compliance de Competencia que acabamos de publicar. Es una guía útil y sencilla, con muchos ejemplos en los que se plantea qué es la competencia, los ilícitos, las sanciones, prohibiciones para contratar... Nos parecía que era necesario trasladar esa importancia y que se conozca tanto por consumidores como por empresas o instituciones de qué estamos hablando. Esta guía la vamos a dar a conocer y ahora mismo estamos en un periodo de consultas públicas, aunque la guía la pondremos en marcha en otoño.

- ¿Cuentan con los medios necesarios o siempre serían bienvenidos algunos más?

- Los recursos siempre son escasos, pero dentro de las autoridades autonómicas del Estado, somos de las que están mejor dotadas y por ello nos debemos felicitar. En los próximos meses vamos a tener un incremento de la plantilla y en ese sentido estamos bien.

- Hace más de una década se implanto la herramienta de la Clemencia para que empresas denunciaran la práctica de cárteles y consiguieran algún beneficio al hacerlo. ¿Ha sido positiva la implantación de este recurso?

- Es un instrumento previsto en la Ley de Defensa de la Competencia de 2007, y que al final es la manera en la que se resuelven la mayoría de cárteles en Bruselas y en la CNMC. Aquí todavía no hemos tenido ningún caso de Clemencia. Es una herramienta que en principio ocasionó bastante estupor pero que la realidad dice que es un instrumento muy utilizado en España o en Europa, pero aquí no.

- ¿Preocupa que no haya esa cultura de denuncia o quiere decir que no existen más cárteles en Euskadi?

- Puede que la Clemencia sea una herramienta menos conocida en Euskadi por el tipo de tejido industrial que tenemos. Lo de que no haya cárteles no lo sé, pero pienso que será un tema más cultural o de desconocimiento.