Pamplona recuerda a Nagore Laffage en el 11º aniversario de su crimen

Acto en recuerdo a Nagore Laffage cuando se cumplen 11 años de su crimen en los Sanfermines de 2008./Europa Press
Acto en recuerdo a Nagore Laffage cuando se cumplen 11 años de su crimen en los Sanfermines de 2008. / Europa Press

Asun Casasola, madre de la joven irundarra, desea que estos Sanfermines «no haya manadas, no haya Nagore, y que todo el mundo disfrute»

EL DIARIO VASCO

El acto en homenaje a la joven irundarra Nagore Laffage, en vísperas del undécimo aniversario de su crimen, que tuvo lugar en los Sanfermines de 2008, ha tenido como mensaje principal la reivindicación de unas fiestas igualitarias y sin agresiones sexistas. Al homenaje, organizado por el colectivo Lunes Lilas, ha asistido Asun Casasola, madre de Laffage, que ha valorado la reciente sentencia del Tribunal Supremo, que condena a 15 años de prisión a cada uno de los cinco miembros de La Manada por un delito continuado de violación y no por abuso sexual.

«Estoy muy contenta por esta chica», ha indicado en declaraciones a los periodistas, en referencia a la víctima de La Manada, para añadir que, no obstante, «hay que dar muchos pasos, seguir saliendo a la calle y luchando por la igualdad». En ese sentido, ha confesado que en la primera sentencia de ese caso, que condenó como abuso y no violación a La Manada, se llevó «una gran decepción».

«No puede tener una justicia como tuvo Nagore, que no tuvo nada», ha aseverado para incidir que «no puede ser» «que el crimen cometido por José Diego Yllanes fuera un homicidio, como dictaminó el jurado, después de «romperle el cráneo, la mandíbula, darle 36 golpes y estrangularla«. Casasola ha valorado que en el crimen a Nagore Laffage «la sociedad navarra se movilizó muchísimo y con el caso de La Manada también ha sido otro empuje».

Igualmente, ha señalado que se siente «una afortunada por el apoyo» recibido de «tantas personas» y ha esperado que en los próximos sanfermines «no haya manadas, no haya Nagore, y todo el mundo disfrute y se lo pase bien».

En el mismo sentido se ha pronunciado la representante de Lunes Lilas, Tere Sáez, quien ha afirmado que «si en este momento se juzgara el caso de Nagore Laffage, sería muy claro que hubiera sido considerado asesinato».

Al homenaje, en el que ha habido música, poesía y teatro, han acudido representantes del Ayuntamiento de Pamplona, del Parlamento y el Gobierno Foral, de la Federación de Peñas y personalidades del mundo de la cultura como la cineasta Helena Taberna, directora del filme 'Nagore'. Los asistentes han portado camisetas con las frases, en castellano y euskera, «no es no. Todas somos Nagore» o «por tu ausencia». También se han desplegado pancartas con los mensajes «contra las violencias machistas. To