Un hombre de 73 años es atacado por abejas de varios enjambres en Barakaldo

Un hombre de 73 años es atacado por abejas de varios enjambres en Barakaldo

El vecino, de 73 años, fue rescatado en una zona de huertas en estado semiinconsciente y con múltiples aguijones clavados en la cabeza

SERGIO LLAMAS

El ataque reiterado de numerosas abejas procedentes de varios enjambres a punto estuvo de costarle muy caro a un vecino de Barakaldo de 73 años, al que la Policía Local rescató el martes cuando se encontraba en estado de semiiconsciencia y en una situación crítica. Así lo dio a conocer este jueves el Ayuntamiento de Barakaldo, que advirtió que el suceso se produjo pasadas las 17.30 horas en una huerta próxima a la antigua vía de la Franco Belga, en el barrio de Kareaga. La víctima sufrió múltiples picaduras en el cuello, la cabeza y la nariz.

La guardia urbana ha abierto un atestado judicial para dirimir las posibles responsabilidades del propietario de las colmenas, al que de forma cautelar ya han requerido que las retire de su ubicación actual en un plazo máximo de 24 horas. Los agentes se movilizaron tras recibir en la comisaría un aviso telefónico de la propia víctima, identificada por las siglas A. M. P. V., que informó del ataque con voz muy débil. Ya entonces señaló que había sufrido numerosas picaduras. La comunicación se cortó antes de que pudiera llegar a precisar el lugar en el que se encontraba. El personal a cargo de las transmisiones no consiguió volver a contactar con él.

Finalmente, y gracias a los datos que se encontraban almacenados en la aplicación que utiliza la Policía Local, se pudo utilizar el número desde el que había llamado la víctima para localizar otra incidencia advertida previamente desde el mismo teléfono. Así se pudo estimar que la persona podía estar pidiendo ayuda desde el barrio de Kareaga.

Conocimientos de apicultura

Varias patrullas, así como efectivos de la Unidad de Motos, se desplazaron hasta la zona, donde localizaron a la persona herida. Uno de los agentes tenía conocimientos de apicultura, por lo que se encargó de extraer los aguijones evitando que el veneno siguiera entrando en su cuerpo. La ambulancia logró estabilizar al hombre, que fue trasladado al hospital de Cruces, donde permaneció ingresado hasta el miércoles. La alcaldesa felicitó ayer públicamente a los efectivos policiales.