El Gobierno Vasco mantiene que se fumigarán los pinares enfermos al ser «más eficaz que la poda»

La consejera Arantxa Tapia destaca que se trata de un procedimiento «autorizado» y avisa de que las podas «no son suficientes»

EL DIARIO VASCO
Viernes, 14 diciembre 2018, 20:08

El Gobierno Vasco ha reafirmado este viernes su intención de fumigar con óxido cuproso las zonas forestales afectadas por la enfermedad de los pinos, un procedimiento que algunos colectivos ecologistas, sindicatos agrarios y médicos cuestionan por sus posibles riesgos para la salud y el medioambiente. Donostialdea es la zona de Euskadi más afectada.

Esta decisión ha sido confirmada por la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, en el pleno de control que se ha celebrado este viernes el Parlamento Vasco, en el que EH Bildu le ha formulado una pregunta acerca de las medidas que piensa adoptar para combatir esta plaga.

La parlamentaria Eva López de Arroyabe ha denunciado que los daños causados por estos hongos, que afectan a más de 40.000 hectáreas de pinos en Euskadi, es una de las consecuencias del actual modelo productivo en el sector forestal.

López de Arroyabe ha recordado que existen «serias dudas» sobre la eficacia de combatir esta enfermedad a través de la fumigación con óxido cuproso de las zonas afectadas por el hongo.

Al margen de las retiencias expresadas por EH Bildu y otros partidos políticos al uso de este procedimiento, la fumigación de los bosques con óxido cuproso ha sido cuestionada por colectivos ecologistas y por organizaciones médicas, debido a los riesgos que puede implicar para la salud de las personas y para el medio ambiente.

Tapia: «Eficacia probada»

La consejera Arantxa Tapia, no obstante, ha advertido de que los sistemas tradicionales para combatir la extensión de la enfermedad de los pinos, como los clareos o podas, «no son suficientes» para hacer frente al problema actual.

Por ese motivo, ha reiterado que «habrá que utilizar» las fumigaciones con óxido cuproso, un procedimiento que -según ha recordado- está «autorizado» por los organismos internacionales.

«Es un tratamiento autorizado, bien definido y de probada eficacia», ha asegurado la consejera Arantxa Tapia. Además, ha precisado que no se fumigará de forma «generalizada», sino solo «donde sea necesario» y con cantidades «perfectamente definidas».

Más información

Secciones
Servicios